Por: Irene Rodríguez 4 septiembre, 2016

Dentro de las disconformidades de los extranjeros radicados en Costa Rica, hay dos asuntos que sobresalen en la lista. Estas también son las principales molestias de los costarricenses: la infraestructura vial y el transporte público –incluyendo las presas–, así como los bajos salarios y el alto costo de la vida.

Nuestro país aparece en el puesto número 35 cuando se habla del sistema de transporte público; esto significa que está casi a la mitad de la lista.

“El costarricense es muy pura vida, pero parece que se transformara cuando está detrás del volante. Es otra persona, especialmente, en el Valle Central”, comentó Travis Bays, californiano que reside en Costa Rica desde 1995.

En números rojos. La situación se complica cuando se habla de la economía, pues el país sale entre los peores ubicados.

En las finanzas personales, hay 43 países con salarios más competitivos, mas Costa Rica aparece dentro de los 25 lugares con salarios más bajos en relación con la inversión que debe hacerse para cubrir gastos básicos. Los extranjeros dicen sentirse bien en sus trabajos porque tienen derechos y seguridad social, pero afirman que la remuneración económica es poca.

El costo de la vida también es un aspecto señalado como negativo: estamos en el puesto 19 entre las naciones con el costo de la vida más alto. Nos superan Hong Kong, Nigeria y Suiza, entre otros.

Pero este no es el único problema que ven los extranjeros.

“Si me preguntas a mí, te diría que es la violencia. Ya no es la misma Costa Rica a la que yo llegué en 1989. Es cierto que no tenemos los problemas de otras naciones y que, a nivel político no hay odios tan grandes, pero antes era más tranquilo”, comentó Yazmín Ross, periodista mexicana radicada en San José.