Una de cada 20 enfermedades cardiovasculares también pueden prevenirse con actividad física

Por: Irene Rodríguez 23 septiembre
Hacer ejercicio, al menos una vez a la semana, es uno de los factores que contrarresta el riesgo genético de males al corazón (FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS). | ARCHIVO
Hacer ejercicio, al menos una vez a la semana, es uno de los factores que contrarresta el riesgo genético de males al corazón (FOTO CON FINES ILUSTRATIVOS). | ARCHIVO

Si todas las personas hicieran 30 minutos de ejercicio al día cinco veces por semana –o 150 minutos durante la semana– se evitarían una de cada 12 muertes por enfermedades crónicas en el mundo y se prevendría una de cada 20 enfermedades cardiovasculares.

Estas son las conclusiones de un estudio realizado con 130.843 participantes entre los 35 y los 70 años de áreas urbanas y rurales de 17 países. Los resultados fueron publicados en la revista The Lancet.

Ser físicamente muy activo (750 minutos o más a la semana) podría traer mejores resultados. De acuerdo con el reporte, si todos cumpliéramos con esa meta, se evitarían una de cada ocho muertes y una de cada diez enfermedades cardiovasculares.

Estos 750 minutos no implican que la persona deba estar corriendo, en el gimnasio o levantando pesas en todo momento. Allí se incluyen también las personas que caminan o usan la bicicleta para ir al trabajo, quienes están en un empleo que les obliga a moverse de un lado a otro y quienes realizan las labores domésticas o juegan con los niños con un poco más de energía aplicada a cada labor.

"Mantenerse activo se logra con solo caminar 30 minutos casi todos los días. Y su beneficio es substancial, se traduce en menos riesgo de enfermedades crónicas y de morir de forma prematura. Y, entre, más tiempo de ejercicio se haga, mayores beneficios. Si le adicionamos 10 minutos al día tendremos más ventajas, y si le sumamos 20, todavía más", manifestó en un comunicado de prensa Scott Lear, coordinador del estudio.

Detalle del estudio

Al inicio de la investigación, cada participante completó un cuestionario con su estilo de vida, historia médica, situación socioeconómica, historia familiar de males cardíacos, peso, estatura, mediciones de cadera y cintura y presión arterial.

También se les preguntó sobre la actividad física que hacían en una semana común, y con eso los investigadores sacaron el promedio de actividad física.

Los participantes y los investigadores tuvieron encuentros de seguimiento cada tres años durante siete años. El equipo analizó los eventos cardiovasculares (infarto, derrame cerebral, enfermedad coronaria o debilitamiento del corazón) y los fallecimientos que se dieron durante el período.

Jugar al aire libre es beneficioso para cualquier edad. | Foto con fines ilustrativos
Jugar al aire libre es beneficioso para cualquier edad. | Foto con fines ilustrativos

De las 106.970 personas que realizaban la actividad física recomendada o incluso más, el 3,8% presentó una enfermedad del corazón. En comparación, el 5,1% de quienes no hacían el mínimo de actividad física desarrolló uno de estos males.

El riesgo de mortalidad también era mayor para quienes no hacían la cantidad de ejercicio mínimo: 6,4% de ellos murió, en contraste con 4,2% de quienes sí hacían al menos 150 minutos de actividad física por semana.

En un comentario que acompañó a la publicación del reporte, Shifalika Goenka, del Instituto de Salud Pública de Nueva Delhi, India, manifestó: "promocionar la actividad física, transportarse de un lado a otro caminando, trotando o en bicicleta y mantenerse en movimiento son intervenciones que pueden contextualizarse a cualquier cultura y tendrán efectos a largo plazo en la población".

Nacionales también en deuda

Aunque Costa Rica no participó del estudio en cuestión, nuestro país sí tiene datos que indican que no escapa de esta situación.

La buena noticia es que el sedentarismo va en descenso, paulatinamente, pero ya pareciera ser esa la tendencia.

La segunda Encuesta de Factores de Riesgo Cardiovascular de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) –presentada en diciembre del 2015– mostró que, en comparación con un estudio del 2010, la ausencia de ejercicio bajó de 50,9% a 44,6%.

Mas esto no es suficiente. Según criterios de la OMS, un pueblo puede considerarse con un buen nivel de actividad física cuando la población sedentaria es del 20% o menos.

¿Cómo ejercitarse según la edad?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una guía en la cual da recomendaciones de actividad física según la edad.

Niños 5-17 años. Deberán practicar al menos 60 minutos de ejercicio semanales, de moderado a vigoroso. La actividad debe ser aeróbica en su mayoría; sin embargo, pueden hacer ejercicios específicos para los músculos tres veces por semana.

Adultos 18-64 años. Se recomienda que hagan 150 minutos de actividad física a la semana. Podrán realizar hasta 300 minutos semanales. Cada sesión de ejercicios deberá durar al menos diez minutos. Tres veces por semana es recomendable realizar ejercicios para fortalecer grupos de músculos específicos.

Mayores de 65 años. También deberán hacer 150 minutos semanales, pero deberán concentrarse también en hacer ejercicios para aumentar la fuerza ósea y mejorar su equilibrio, para así evitar fracturas de caderas.