3 octubre, 2011

Washington. AFP Las mujeres de 65 a 69 años que se rompen la cadera afrontan un riesgo cinco veces mayor de morir en el siguiente año que sus contrapartes sanas, un peligro incluso mayor que en las mujeres más viejas, según un estudio realizado en Estados Unidos.

Para las mujeres de entre 70 y 79 años, el riesgo de muerte en el año posterior a la fractura de cadera se duplica, y para las mayores de 80 años se triplica, señaló el estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y publicado en la revista Archives of Internal Medicine .

“Este estudio es un llamado de atención sobre que el primer año siguiente a una fractura de cadera es un momento crítico para todas las mujeres de edad avanzada, pero especialmente para las mujeres más jóvenes, de edades entre 65 y 69 años, que enfrentan una tasa de mortalidad mucho más alta en comparación con sus contrapartes”, dijo la investigadora principal, Erin LeBlanc.

Según la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF), se producen unos 1,6 millones de fracturas de cadera por año. Cerca de la mitad de las mujeres mayores de 50 años se fracturarán un hueso debido a la osteoporosis.

El estudio se basó en los datos de casi 10.000 mujeres en cuatro ciudades de Estados Unidos que se inscribieron de 1986 a 1988 en un proyecto de investigación para rastrear las fracturas por osteoporosis del hueso.

A lo largo de 20 años, 1.116 de las mujeres inscritas sufrieron fracturas de cadera. Estas mujeres fueron comparadas por edad con un grupo de 4.464 mujeres que no se rompieron la cadera.

“Entre las mujeres que se rompieron la cadera, más de la mitad de las muertes a corto plazo se produjeron tres meses después de la fractura y casi tres cuartas partes ocurrieron dentro de los seis meses”, añadió el estudio.

Estas cifras sugieren que la fractura de cadera en sí misma desempeña un papel importante en el deterioro de la salud de la mujer, según una de las autoras del estudio, Teresa Hillier, investigadora principal del Centro Kaiser Permanente para la Investigación en Salud.

“También hallamos que las mujeres están en mayor riesgo de morir durante los primeros tres meses posteriores a la fractura de cadera, lo que nos lleva a la hipótesis de que la hospitalización, la operación y la inmovilidad llevan a otras complicaciones, que en última instancia provocan su muerte”.

Otras causas de muerte en mujeres son enfermedades cardiacas, cáncer y derrame cerebral.