Samuel y Ezequiel fueron sometidos este lunes a examen para determinar unión de sus venas y arterias

 18 abril, 2016

Los médicos sabrán este martes si será viable separación de los siameses Samuel y Ezequiel Núñez Badilla, quienes nacieron hace cuatro meses unidos por su cabeza.

La mañana de este lunes los hermanos fueron sometidos a una angiografía (examen que deja ver el estado de la circulación sanguínea en el cerebro) para determinar cómo es la unión entre sus venas y arterias. El resultado sería determinante para confirmar si la separación puede darse y cómo deberían proceder los neurocirujanos en ella.

Según indicaron Stallin Núñez y Evelyn Badilla, padres de los bebés, los resultados estarían hasta este martes, pues deben discutirse entre varios especialistas antes de dar un veredicto.

"Los chicos están bien, un poquillo inquietos, pero nada más. Los durmieron del todo con anestesia para poderles hacer mejor el estudio, pero ya se despertaron y están bien", comentó Badilla.

Núñez, por su parte, agregó que la atención de los menores en el Hospital Nacional de Niños siempre ha sido de muy buena calidad y están agradecidos.

Samuel y Ezequiel nacieron el pasado 11 de diciembre en el Hospital Calderón Guardia. Ellos son oriundos de Fila Pinar de Coto Brus, pero alquilan una casa en Cartago para estar más cerca de los centros médicos donde atienden a los pequeños y vigilan la salud de su madre.

En contexto. Los casos de siameses se dan en uno de cada 50.000 a 85.000 nacimientos. En Costa Rica no se veía un caso como estos desde el 2009, cuando se presentaron dos nacimientos: uno en enero y otro en marzo.

Stalin Núñez y Evelyn Badilla son los papás de los siameses Ezequiel y Samuel. Ellos son oriundos de Fila Pinar de Coto Brus. | ARCHIVO
Stalin Núñez y Evelyn Badilla son los papás de los siameses Ezequiel y Samuel. Ellos son oriundos de Fila Pinar de Coto Brus. | ARCHIVO

Los siameses se forman como gemelos idénticos: un solo óvulo se fecunda y, por razones desconocidas, se divide en dos, cada uno con su cordón umbilical.

Pero en los siameses hay una diferencia: la división no ocurre cerca del día 10 de gestación, sino cerca del día 13, con lo que la división no se completa y ambos bebés terminan compartiendo uno o más órganos. Solo el 2% de este tipo de bebés están unidos por la cabeza (como sucede con Samuel y Ezequiel), el 73% están unidos por el tórax, el 13% por la espalda y el 6% por la pelvis.