Por: Irene Rodríguez 9 diciembre, 2015

En los últimos cinco años, quienes más mejoraron sus hábitos de salud fueron los hombres de entre 45 y 64 años.

“Ese mayor consumo de frutas y vegetales lo vimos sobre todo en hombres de esa edad; en los jóvenes no ha calado tanto el mensaje. Entre las mujeres, muchas tienen el hábito, pero debe llegar a muchas otras”, subrayó el epidemiólogo Roy Wong, quien lideró la segunda Encuesta de Factores de Riesgo Cardiovascular, cuyos resultados se presentaron ayer martes.

El reporte señala que el número de hombres que consume cinco porciones de frutas y verduras al día subió casi al doble, al pasar de 24,2% a 41,9%. Mientras tanto, en las mujeres, el salto fue de 20,4% a 29,9%.

Los hombres son quienes registran más elevados niveles de actividad física. En esta encuesta, el 41,7% de los hombres dijeron tener un nivel alto de actividad física, contra un 37,9% de sedentarismo.

“Los hombres registran menos sedentarismo. En las mujeres, aún hay ciertas cosas que influyen en que hagan menos ejercicio, como el que culturalmente destinan más tiempo a labores domésticas que el hombre. Pero igual vemos una disminución en el sedentarismo de ellas”, afirmó el especialista.

Según el informe, el sedentarismo de las ticas bajó de 63,4%, en el 2010, a 51,5% en el 2014.

Hábitos nocivos. Las mujeres han tenido progresos más lentos para dejar el cigarrillo o la ingesta dañina de licor (el máximo es dos tragos por vez para las mujeres y tres tragos para los hombres).

Por ejemplo, el fumado en ellas más bien subió de 6,6% en el 2010 a 7,9% en el 2014, mientras que en ellos bajó de 21,7% a 18,8%. Asimismo, el porcentaje de mujeres que fuma a diario aumentó muy ligeramente, de 64,5% a 65,4%, mientras que entre los hombres, hubo un descenso igual de leve: de 67,3% a 66,1%.

“Debemos ver que, sin embargo, las mujeres son menos fumadoras que los hombres”, indicó Paola Mora, psicóloga especialista en adicciones.

El consumo nocivo de alcohol en las mujeres descendió solo un punto porcentual: de 27,9% a a 26,8%. En los hombres, bajó casi seis puntos: de 50,2% a 44,4%, pero según Mora, en este caso debe apuntarse también que por cada mujer que toma de más, hay casi dos hombres que lo hacen.