Parejas que se besan un mínimo de nueve veces al día tienen prácticamente la misma colonia de bacterias en su boca

Por: Irene Rodríguez 17 noviembre, 2014

En un beso una pareja no solo se transmite amor y sentimientos de placer, las bacterias también juegan un rol clave.

En un solo beso de 10 segundos se transmiten 80 millones de bacterias. Aún más, ambas personas de una pareja estable que se bese al menos unas nueve veces al día, tienen prácticamente la misma colonia de bacterias orales.

Estas son las conclusiones de un estudio de investigadores holandeses del instituto Micropia (que estudia los microorganismos que viven en el cuerpo humano) y la Universidad de Amsterdam. El reporte fue publicado en la revista Microbiome.

En una boca de un ser humano sano hay en promedio 100 millones de bacterias de 700 tipos diferentes. La mayor parte de ellas son esenciales para procesos digestivos.

"Un beso íntimo que involucre contacto completo de lengua e intercambio de saliva es común en el 90% de las culturas humanas. Aunque ya se había estudiado el rol que juega el beso en la cultura humana, nunca se habían estudiado los efectos del besarse dentro de las bacterias de la cavidad oral. Queríamos ver cuánto se parecían las colonias bacterianas de una pareja, y resultó que entre más se bese una pareja, más similares son", explicó en un comunicado de prensa Remco Kort, coordinador de la investigación.

Entre más se bese una pareja, más similitud hay en sus bacterias orales.
Entre más se bese una pareja, más similitud hay en sus bacterias orales.
Las bacterias que viven en nuestro cuerpo son esenciales para el proceso digestivo

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores entrevistaron a 21 parejas: 19 heterosexuales, una de dos hombres y una de dos mujeres. Los participantes tenían edades entre los 17 y 45 años. A todos se les hizo un cuestionario sobre sus hábitos de besar, también se les preguntó hace cuanto habían tenido su última comida, pues esto puede influir en la composición bacteriana.

Posteriormente se les tomaron dos muestras de su lengua y saliva: una antes de besarse y otra después de besarse.

Para averiguar las similitudes entre las bacterias de los miembros de una misma pareja también se recolectaron muestras de lengua y saliva en individuos que no eran pareja.

Se utilizó una escala donde 0 es muy similares y 1 nada similares. Mientras que en los individuos que no son pareja el promedio fue de 0,55, en quienes sí son pareja el promedio fue de 0,37, y tendía a ser más cercano a 0 entre más tiempo llevara la pareja en su relación.

Para finalizar, los investigadores dieron un yogur a uno de los miembros de la pareja y se les pidió que volvieran a besarse. Se les tomaron nuevamente muestras de saliva. Así fue como midieron la cantidad de bacterias que fluyen en un beso y llegaron a la conclusión de que son 80 millones.

Los especialistas señalan que aunque estas bacterias son necesarias para nuestro cuerpo, siempre hay algunas que pueden resultar dañinas, por lo que los hábitos de higiene como el cepillado dental y el uso del hilo dental siguen siendo imprescindibles.

Etiquetado como: