Por: Monserrath Vargas L. 2 mayo, 2016

Si usted es de los que disfrutan del aromático té de menta, le conviene saber que su consumo podría ayudarle a mejorar la memoria de trabajo y la de largo plazo. Ese es el hallazgo de los investigadores Mark Moss, Robert Jones y Lucy Moss, de la Universidad de Northumbria, en Reino Unido.

Su estudio reveló que quienes ingirieron infusiones de menta tuvieron una mejora en su memoria de trabajo, la memoria de largo plazo y el estado de alerta, si se comparan con aquellos que bebieron tisanas de manzanilla o tomaron solo agua caliente.

Para llegar a esta conclusión, los científicos trabajaron con un grupo de 180 personas. Antes de tomar la infusión, los participantes completaron un formulario en el que se les indagaba sobre su estado anímico.

Luego de un descanso de 20 minutos, las personas completaron pruebas que evaluaban su memoria y permitían analizar sus funciones cognitivas.

Se observó que el té de manzanilla más bien redujo la memoria y la velocidad de la atención, en contraste con la infusión de menta.

El investigador Mark Moss destacó que este es un hallazgo importante.

“Es interesante observar los efectos contrastantes sobre el estado de ánimo y la cognición de las dos infusiones de hierbas (...), ya que sugiere efectos beneficiosos de su uso”, dijo.

Los resultados de este trabajo fueron presentados en la conferencia anual de la Sociedad Británica de Psicología, realizada en Nottingham, Inglaterra.

Otros. La tisana de menta no es el único que favorece el mejoramiento de las tareas cognitivas.

En el 2014, una investigación de la Universidad de Basilea, en Suiza, también exploró los beneficios del té verde y encontró que puede resultar prometedor para el tratamiento de los deterioros cognitivos y los trastornos psiquiátricos en las personas, tales como la demencia.

Los científicos también comentaron que el extracto de té verde aumenta la conectividad efectiva del cerebro, es decir, la influencia que un área del cerebro ejerce sobre otra.

Este efecto sobre la conectividad reveló también una mejora en el rendimiento cognitivo.

Los sujetos que formaron parte de ese estudio mostraron un desempeño significativamente mejor para las tareas de memoria de trabajo después de ingerir una bebida no alcohólica a la que se le habían añadido extractos de té verde.

Etiquetado como: