Por: Irene Rodríguez 28 marzo, 2014

Es cardiólogo, pero su principal lucha no la da en un consultorio. Su batalla la pelea en diferentes foros en los que expone los daños del tabaco y los impactos de las regulaciones como espacios libres de humo, aumento de impuestos y advertencias gráficas.

Es también uno de los responsables de que Uruguay sea un país libre de humo y tenga una fuerte regulación en el tema.

Eduardo Bianco está en el país para participar del IV Congreso Latinoamericano y del Caribe Tabaco o Salud , que se realiza esta semana en el Hotel Wydham Herradura.

Bianco conversó sobre varios temas, incluyendo uno de sus favoritos: por qué no es cierto que el tener mayores impuestos sobre los cigarrillos aumenta el contrabando.

Sobre esto habló con La Nación . Esto es parte de lo que dijo.

LUIS NAVARRO
LUIS NAVARRO

Usted sostiene que el poner impuestos altos al tabaco no redunda en un aumento del contrabando, ¿en qué se basa?

El comercio ilícito del tabaco es difícil de evaluar porque es ilegal. Sin embargo, hemos seguido 1.400 fumadores cada dos años desde 2006 y hemos visto sus prácticas de consumo, y de ahí pueden concluirse varias cosas.

”Por ejemplo, con esa información hemos visto que no hubo aumento de consumo ilícito del tabaco pese al endurecimiento de las normas. A cada persona del estudio se le pedía llevar las cajetillas de cigarrillos y que dijera cuánto había pagado por ella. Ahí se podía determinar alguna anomalía, y vimos que no había cajetillas ni de marcas no registradas, todas venían con las advertencias gráficas del gobierno y nadie había pagado precios menores. Esas son las señas que da el contrabando”.

Un precio mayor al consumidor entonces no influye. En mi país los precios de los cigarrillos estaban en $1,17 en 2005 (unos ¢640), y ahora se venden en $3,50 o $4 (¢1900-¢2.200). La prevalencia del fumado sí ha bajado de un 32% a un 23%.

”En Uruguay hay comercio ilícito, siempre ha estado con o sin impuestos, no se disparó. Lo que sí sucedió es que el comercio legal bajó. Esta sí que es una buena noticia. Igual daño hace un cigarrillo legal que uno ilegal”.

Hay quienes tienen el argumento que el contrabando reduce los controles y el cigarrillo ilegal podría ser más dañino.

No hay ningún estudio en el mundo que diga que los cigarrillos ilegales matan más que los cigarrillos legales.

”En términos de Salud Pública, el daño a la persona es el mismo, y se tiene que luchar contra todo tipo de fumado”.