Un tricérato, un tiranosaurio rex y un estegosaurio de hasta 10 metros de largo, son parte de las atracciones que ofrecerá esta sala a niños y grandes.

Por: Monserrath Vargas L. 16 julio, 2014
Los nuevos inquilinos del Museo de los Niños, llegaron para quedarse, y junto con Museito y Museita, pretenden llevar mucha diversión a niños y grandes.
Los nuevos inquilinos del Museo de los Niños, llegaron para quedarse, y junto con Museito y Museita, pretenden llevar mucha diversión a niños y grandes.

Pequeños y grandes podrán conocer más de los dinosaurios a partir de este miércoles. Una nueva sala llamada Mundosaurio abrió sus puertas en el Museo de los Niños.

Un triceratops, un tiranosaurio rex y un estegosaurio de hasta 10 metros de largo, son parte de las atracciones que ofrecerá esta sala a niños y grandes.

El nuevo espacio mide 333 metros cuadrados y ofrece diversos elementos interactivos para que los pequeños aprendan sobre la era prehistórica.

"Uno de los objetivos del Museo de los Niños es despertar en nuestros visitantes el interés por la ciencia y la tecnología. Una de las maneras de despertar ese interés y curiosidad es utilizando elementos tecnológicos interesantes con contenidos educativos", comentó Cristina Briceño, jefa del departamento de Museografía.

La sala tuvo un costo de ¢80 millones y sus primeros visitantes fueron 40 niños de primaria de la Iglesia Episcopal Costarricense.

Los tres dinosaurios de la sala son animatronic capaces de mover la cola, los ojos, e inclusive de rugir. Estos tres dinosaurios son los que más atrapan la atención de los niños, justificó Briceño la escogencia.

Las estructuras viajaron por un mes en barco desde China.

Etiquetado como: