La semana pasada le realizaron dos cirugías en el Hospital de Niños

Por: Patricia Recio 6 octubre, 2015

Un daño pulmonar crónico impide la salida del hospital del sextillizo Gabriel González Villegas, quien junto a su hermana Valentina, son los únicos sobrevivientes del primer parto séxtuple del país.

Silvia Villegas, madre de los sextillizos, llegó ayer por su hija Valentina al Hospital de la Mujer para llevarla a la casa. Esta pequeña estuvo internada en este centro médico desde el día de su nacimiento, el 17 de mayo pasado. | JOHN DURÁN
Silvia Villegas, madre de los sextillizos, llegó ayer por su hija Valentina al Hospital de la Mujer para llevarla a la casa. Esta pequeña estuvo internada en este centro médico desde el día de su nacimiento, el 17 de mayo pasado. | JOHN DURÁN

Gabriel fue trasladado la semana pasada al Hospital Nacional de Niños, tras el conato de incendio que afectó el Hospital de las Mujeres y porque requería dos cirugías.

La directora del Hospital de Niños, Olga Arguedas, aseguró que el bebé de cuatro meses y medio, superó con éxito las cirugías en las que se le trataron dos hernias y se le realizó una traqueostomía. Ayer fue llevado nuevamente a la Carit.

Según Arguedas, la condición del menor de los sextillizos es crónica y debido al daño pulmonar es dependiente de la ventilación asistida.

"La idea de la traqueostomía es que dependiendo de esto, eventualmente puede valorarse mantenerlo con ventilación mecánica en el hogar", aseguró la directora médica.

Sin embargo, antes de valorar esta alternativa, deberán esperar que el procedimiento madure.

De acuerdo con la doctora, aún no es posible determinar si el pequeño requerirá de la ventilación de manera permanente o en algún momento esta le podría ser retirada.

El daño, conocido como displasia broncopulmonar, se debe a la condición de prematuridad del bebé, que nació con tan solo 28 semanas de gestación.

Actualmente Gabriel pesa poco más de tres kilos y se alimenta por medio de una sonda.

Su hermana Valentina, fue dada de alta el pasado 10 de agosto.