19 noviembre, 2014

Roma

La Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2), organizada en Roma por la FAO y la OMS, llamó este miércoles a luchar contra la desnutrición y también fomentar la seguridad alimentaria para evitar consecuencias como el sobrepeso.

Ello pasa por dietas saludables, asequibles y a menudo ricas en productos propios de cada región, según se señaló en la jornada inaugural de esta segunda conferencia sobre nutrición que auspician la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) .

"Uno de los aspectos que más nos preocupan sobre nutrición es el incremento en el número de niños que padecen obesidad. En Latinoamérica, por ejemplo, los países han logrado, con algunas excepciones, alcanzar un nivel de ingresos mediano y reducir la pobreza, sobre todo extrema, y del hambre en la última década ", dijo en rueda de prensa el director de la FAO, José Graziano Da Silva.

El responsable de la organización dependiente de Naciones Unidas alabó los progresos en los últimos años, pero insistió en que se ha incrementado el porcentaje de obesidad infantil en países como México o en otros de América Central o también en la zona del Caribe.

Para la directora general de la OMS, Margaret Chan, ello se debe a que se ha generalizado la ingesta de alimentos ricos en azúcares, grasas y sal.

Esther Ángeles desarrolló diabete; ahora vigila la alimentación de su hija Marisol Gómez para que no pase por lo mismo. | NYT PARA LN
Esther Ángeles desarrolló diabete; ahora vigila la alimentación de su hija Marisol Gómez para que no pase por lo mismo. | NYT PARA LN

"Es fundamental que las dietas sean asequibles, sanas y que se puedan preparar en casa. Pero vemos que cada vez son más las personas que acuden, por diversas razones, a los productos preparados", sostuvo Chan.

Ante el cambio en los hábitos de consumo, la directora de la OMS invitó a los estados a trabajar con la industria para llegar a consensos en la elaboración de alimentos que sean saludables, con menos grasas o menos azúcares, y que no pierdan ese sabor agradable para el público.

La solución para prevenir la obesidad y el sobrepeso en los niños, según Da Silva, es promover dietas saludables, ricas en productos frescos como frutas y vegetales, y también que contengan alimentos propios de cada región, como la quinua en el caso de Perú y Bolivia.

También que las autoridades estatales aprueben políticas que luchen contra la malnutrición y promuevan una educación sobre cómo comer.

En la primera jornada de esta conferencia internacional sobre nutrición, que concluye el próximo viernes en Roma, otro de los asuntos principales a debate fue cómo luchar contra el hambre.

Guatemala citó su programa Hambre Cero, aprobado por el Gobierno de Otto Pérez Molina en 2012, con el que pretende reducir en un 10% la desnutrición crónica infantil y prevenir y mitigar el hambre estacional, evitando muertes por desnutrición aguda.

"Hemos disminuido un 16% la desnutrición aguda, un 1,7 % la desnutrición crónica y un 4,5 % la anemia en menores de cinco años respecto a 2013", dijo el secretario de Seguridad Alimentaria y Nutricional de Guatemala, Germán Rafael González.

Para la ministra de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Nemesia Achacollo Tola, el hambre se combate facilitando el acceso de las personas a los productos saludables y fomentando la redistribución de la tierra con equidad entre hombres y mujeres.

También sobre el hambre y la pobreza habló hoy el subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura de México, Ricardo Aguilar Castillo.

"Desde el inicio del Gobierno de Enrique Peña Nieto ha sido prioritario dirigir todos los esfuerzos de la administración pública a atender un objetivo central: revertir la pobreza y la carencia alimentaria de millones de personas en el país", afirmó Castillo.

Por su parte, el viceministro de Producción Agrícola y Pecuaria de Venezuela, Alfredo Baldizán, insistió en que la alimentación es un derecho humano fundamental y destacó que el país considera la nutrición como parte fundamental de su política nacional.

Por ello, dijo, Venezuela está poniendo en marcha políticas de concienciación bajo la máxima de comer bien para vivir bien, promoviendo patrones de consumo y respetando las tradiciones gastronómicas del país y contrarrestando, así, la influencia de las grandes empresas internacionales.

Un crítica contra las multinacionales que también compartió el presidente de la Comisión de Salud del Senado chileno, Guido Girardi, quien aseguró que su Gobierno demandará a empresas de comida chatarra.

La CIN2 proseguirá mañana con las intervenciones, entre otras, de la reina Letizia de España y del papa Francisco.