Es el segundo país de América Latina con mayor esperanza de vida al nacer

Por: Irene Rodríguez 20 mayo, 2016
En la península de Nicoya está la zona de mayor longevidad en Costa Rica, donde se llega a los cien años con salud. En 2014, José María Guevara tenía 104 años y todavía atendía sus cultivos. | ARCHIVO
En la península de Nicoya está la zona de mayor longevidad en Costa Rica, donde se llega a los cien años con salud. En 2014, José María Guevara tenía 104 años y todavía atendía sus cultivos. | ARCHIVO

Cuando un hombre costarricense nace, en promedio vivirá 77,1 años; si es mujer, su existencia llegará a los 82,2. Esta es la tercera mejor esperanza de vida del continente americano, después de Canadá y Chile, y la segunda mejor de América Latina y el Caribe.

Aún más: cuando de vida saludable se trata (años vividos con buena calidad de vida), el país también ocupa el tercer puesto entre las 34 naciones del área. La buena salud del tico se extiende durante 69,7 años.

Estas son algunas conclusiones del último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Estadísticas mundiales de salud: analizando salud para los Objetivos de Desarrollo Sostenible, presentado este jueves.

La OMS también destaca que nuestro país es el que más avances ha tenido en el continente en reducir la mortalidad infantil –en los primeros cinco años de vida– a 9,7 por cada mil nacimientos (aunque el Instituto Nacional de Estadística y Censos informó en marzo de este año de que se había llegado a 7,8 muertes por cada 1.000 bebés nacidos vivos).

Costa Rica también mostró logros en bajar la mortalidad neonatal (en el primer año de vida) a 6,2 por cada mil nacimientos. Cuba, Chile o Estados Unidos tienen índices más bajos, pero el progreso tico para acortar la brecha es mayor. Asimismo, el país sobresale pues 91% de los niños recibe las vacunas más importantes y es muy baja la muerte de mujeres durante el embarazo, parto y posparto (25 de cada 100.000).

Aunque el reporte no da detalles de las razones, análisis anteriores han vinculado estos éxitos con un sistema de salud que tiene una cobertura casi total.

La otra cara de la moneda. Pese a sus logros, los costarricenses viven en promedio 10 años con poca salud y baja calidad de vida, una cifra más elevada que el promedio mundial (8,3).

infografia

Esto se debe a que las enfermedades crónicas, como hipertensión, diabetes e infartos, son más comunes que en otros lugares.

Aquí, el 83% de las personas muere por males crónicos, en tanto el promedio mundial es 68%.

En otros países, la atención primaria no es tan efectiva como aquí y entonces la gente muere por algún virus, diarreas o gripes. Pero en Costa Rica son los padecimientos crónicos los que causan más decesos.

Por otro lado, preocupa que estas enfermedades figuran entre las que más podrían evitarse viviendo con buenos hábitos.

“Tenemos una alta ingesta de grasas, bajo consumo de frutas y verduras, muchas bebidas altamente azucaradas y mucho sodio. Esto enferma”, manifestó la doctora Rocío Sánchez al presentar el Estudio de carga de enfermedad en Costa Rica (2014), el más reciente hasta hoy.

La propuesta incluye consumir cinco porciones de frutas y verduras al día, evitar los dulces y limitar al máximo las comidas fritas. Además, deben hacerse al menos 30 minutos de actividad física diarios o 150 minutos semanales. Los especialistas son enfáticos en que no se debe fumar, y si se consume alcohol, debe hacerse de forma moderada.