Por: Patricia Recio 7 abril
El ayuno no debe ser una simple privación de alimentos, debe ser supervisado y moderado. (Foto con fines ilustrativos)
El ayuno no debe ser una simple privación de alimentos, debe ser supervisado y moderado. (Foto con fines ilustrativos)

Si va a ayunar durante esta Semana Santa es mejor que lo haga de manera responsable y controlada para que esta acción de fe no se convierta en un riesgo para su salud.

Para esto, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) emitió una serie de recomendaciones con base en el criterio de especialistas en nutrición.

Por ejemplo, según la doctora Sonia Chaverri, del área de Salud de Oreamuno de Cartago, antes de someterse al ayuno se debe consultar al médico si se padecen enfermedades como diabetes e hipertensión, de igual forma deben hacerlo las mujeres embarazadas o en período de lactancia, los niños y adultos mayores.

Entre las recomendaciones de la especialista se encuentran ser respetuoso con el horario de la toma de tratamientos (si los requiere), interrumpir el ayuno si se presenta debilidad, confusión, inquietud e indicios de hipoglucemia (baja de azúcar en sangre) como sudoración, temblor, taquicardia o fatiga.

También, mientras se hace ayuno, se debe evitar practicar cualquier actividad física en exceso y procurar ingerir líquidos en abundancia para prevenir la deshidratación.

Estrategias sanas

Por su parte la nutricionista Maricruz Ramírez Dileoni, añadió que para que la privación de alimentos "nutra el espíritu" y de paso beneficie al cuerpo, conviene tomar en cuenta que el ayuno no consiste únicamente en dejar de comer y beber, sino que está también relacionado con la suspensión voluntaria de la ingesta de alimentos sólidos y en su lugar, el consumo de líquidos tales como jugos de frutas.

Agregó que si durante el ayuno se opta únicamente por el consumo de líquidos, es importante elegir los batidos de frutas o vegetales, o bien, combinarlos sin colarlos, esto permitirá que la fibra que contienen genere sensación de saciedad y mantenga los niveles constantes de glucosa en sangre.

Asimismo se deben evitar las bebidas como el café, las energéticas y las alcohólicas, por ser deshidratantes y no contribuir al bienestar.

Si el ayuno que desea hacer implica una sola comida al día, se debe incluir alimentos que contengan carbohidratos presentes en cereales, granos, galletas, tortilla, verduras harinosas; así como queso, yogur, leche, soya, leguminosas fuente de proteínas y grasas esenciales que se obtienen de aceites vegetales, aguacate, aceitunas, semillas y nueces.

Sobre estos, la nutricionista sugiere los carbohidratos integrales, pues dan una mayor sensación de saciedad, además colocar en la mitad del plato una cantidad suficiente de vegetales en diferentes preparaciones, tales como ensaladas, picadillos, escabeche.

Recuerde que la duración del ayuno debe de ser moderada. Realizar esta práctica sin el adecuado control, puede traer problemas digestivos, debilidad, hipoglucemia, mareos y hasta desmayos.

Dieta marina

Si consume mucho pescado y marisco como parte de las tradiciones de esta Semana Santa, el consejo de las especialistas es que elija las presentaciones "blancas" como el róbalo, el bacalao, el lenguado, la merluza, la tilapia y la corvina por su bajo contenido en grasa.

Esto debido a que los pescados "azules" como el salmón, el atún, el arenque, la sardina, la anchoa y la anguila poseen un mayor contenido de grasa insaturada.

Si lo que busca es reducir el consumo de colesterol, entonces puede buscar mariscos como la almeja, el mejillón, la vieira y la ostra. Mientas, el camarón, el langostino, la langosta, el cangrejo, el calamar y el pulpo contienen mayor cantidad de colesterol.