Las posibilidades de infarto se reducen en un 15%, las de derrame cerebral isquémico en 25% y las de un derrame cerebral hemorrágico disminuyen un 40%

Por: Irene Rodríguez 27 septiembre, 2014

Consumir cada día diferentes tipos de frutas reduce el riesgo de sufrir males cardiovasculares, como infartos o derrames cerebrales.

Esto concluyó un estudio realizado entre más de 450.000 personas en China y presentado esta semana en Barcelona, España, durante el congreso anual de la Asociación Europea de Cardiología.

Los investigadores analizaron tres tipos de enfermedades cardiovasculares: el infarto, el derrame cerebral isquémico y el derrame cerebral hemorrágico.

El isquémico se produce cuando una arteria o vena del cerebro se “bloquea” e impide el flujo de sangre a una parte del cerebro. Al cabo de unos minutos y debido a la ausencia de oxígeno y nutrientes, las células empiezan a morir. Es el más común, ya que un 88% de los ataques cerebrales son de este tipo.

Por su parte, el derrame hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo del cerebro se rompe y sangra. Al producirse sangrado dentro del cerebro, las células tampoco reciben oxígeno o nutrientes. La presión en los tejidos circundantes aumenta y esto causa inflamación.

Es bueno consumir frutas. Pero lo ideal, según los especialistas, es comer la mayor variedad posible, con el fin de obtener más nutrientes. | ARCHIVO.
Es bueno consumir frutas. Pero lo ideal, según los especialistas, es comer la mayor variedad posible, con el fin de obtener más nutrientes. | ARCHIVO.

El trabajo. Estas conclusiones son parte de un estudio más amplio sobre salud cardiovascular realizado en diez poblaciones de China (cinco rurales y cinco urbanas).

El análisis incluyó a 451.681 participantes sin historial de enfermedades cardiovasculares y que además, no estuvieran tomando medicamentos para hipertensión.

El consumo de frutas se dividió en cinco categorías: nunca, una vez al mes, de una a tres veces por semana, de cuatro a seis veces por semana y todos los días.

El 18% de los sujetos aseguraron que consumían frutas a diario y el 6,3%, que nunca las comía. Quienes comían fruta todos los días, ingerían un promedio de 1,5 porciones (150 gramos) diarias.

A esta población se le dio seguimiento por siete años. Al cabo de este tiempo se dieron 19.300 infartos y 19.689 derrames cerebrales (14.688 isquémicos y 3.562 hemorrágicos).

Los especialistas encontraron que el riesgo de infarto era un 15% menor para quienes consumían frutas todos los días; para derrames isquémicos era un 25% más bajo y, en caso de un derrame hemorrágico, caía en un 40%.

“Se encontró mayor beneficio en las frutas frescas en comparación con las frutas secas o las congeladas. Y, entre más fruta y más variedad se ingería, el beneficio era mayor”, explicó en un comunicado de prensa Huaidong Du, coordinador de la investigación.

También, los especialistas en nutrición señalan que deben consumirse cinco porciones de frutas y verduras todos los días.

Esto no se cumple en Costa Rica. Según datos del 2010 de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), un 20% de los adultos en nuestro país consume solo 3,5 porciones de este tipo de alimentos, tres veces por semana.