Investigación tomó en cuenta a estudiantes de tres centros educativos de Heredia y uno de Coronado

Por: Patricia Recio 14 marzo
La mayoría de los estudiantes dijo que el celular fue el medio por el cual sufrieron este tipo de acoso.
La mayoría de los estudiantes dijo que el celular fue el medio por el cual sufrieron este tipo de acoso.

Los colegiales de 7.°, 8.° y 9.° son más propensos a sufrir acoso cibernético o ciberbullying, probablemente porque no han adquirido las herramientas suficientes para manejar este tipo de abuso, cada vez más común entre adolescentes y jóvenes.

De acuerdo con un estudio elaborado por el Centro de Investigación y Docencia en Educación de la Universidad Nacional (UNA), un 23,7% de los estudiantes de estos tres niveles aseguran haber sido acosados alguna vez, mediante métodos digitales.

De ellos, poco más de una cuarta parte dijo que esta situación hizo que no desearan volver al centro educativo.

Entre tanto, el 16,9% de los alumnos de 10° y 11° indagados, contó haber sufrido este tipo de acoso y el 83,1% lo negó.

María Esther Morales, coordinadora de la investigación en la que participaron 447 jóvenes de tres colegios de Heredia y uno de Coronado, explicó que si bien los más jóvenes son más vulnerables "por razones como inmadurez o exceso de confianza", el efecto que tiene el acoso en las personas es "nefasto", sin importar la edad que tengan.

Heridas profundas

En ese sentido, los estudiantes de 7° a 9° dijeron que por culpa del ciberbullying vieron afectada su motivación por los estudios y su concentración, por lo que experimentaron una baja en el desempeño académico.

Los jóvenes de 10.° y 11.° aseguraron que el impacto mayor recae en el área socioemocional, en sus estudios y en la parte social.

Las secuelas de este tipo de abuso quedaron muy claras con algunas de las expresiones externadas por los muchachos encuestados.

"Bastante. Creía mi vida terminada, no quería ser humillada por las amenazas", es una de las frases recopiladas en este informe.

La investigación también exploró si los muchachos habían cometido acciones de acoso cibernético contra sus compañeros. Así, el 86,9% de los alumnos de 7.° a 9.° dijo que no, el 11, 1% confesó que sí y el 1,8% no respondió.

Entre los jóvenes de Educación Diversificada, el 89,9 % aseguró que no había cometido este tipo de acoso y el 10,1% aceptó haberlo hecho alguna vez.

Al consultarles las razones, la mayoría explicó que lo hizo por "molestar" o "en broma". También se dio el caso de muchachos que aseguraron que se trataba de venganzas, algo para llamar la atención o, simplemente porque la otra persona les caía mal.

Ciberbullying presente en todos los niveles.
Ciberbullying presente en todos los niveles.

¿Cómo acosan?

Chismes difundidos por medio de mensajes masivos, post en redes sociales que afectan la reputación de otros jóvenes y la difusión de fotografías privadas, fueron las formas de acoso por Internet más denunciadas por los estudiantes encuestados.

Los datos de la encuesta indicaron que el medio por el que más fueron acosados los jóvenes que reconocieron haber sido víctimas de esto, fue el Facebook. Esta red fue señalada por el 39,4% de los estudiantes de 7° a 9° y el 34% de los alumnos de 10° y 11°.

El segundo medio más utilizado para acosar fueron las llamadas telefónicas, seguido de los mensajes de texto.

Sobre los acosadores, la coordinadora mencionó que suelen ser jóvenes de la misma edad y que se da por igual en ambos géneros.

"Una de las características es que en el ciberbullying hay anonimato, porque suelen crear un perfil falso y no hay forma de saber quién es. Sin embargo, llama a la reflexión que de la población con que se trabajó y que dijo que es acosada, solo cinco muchachos mencionaron no saber quien era (su agresor)", añadió Mora.

Papás y maestros al tanto

La encuesta de la UNA, que también incluyó a padres, docentes y directores, revisó el conocimiento y el accionar de estos adultos ante este tipo de casos.

Según el informe, el 63% de los docentes indicó que los estudiantes sí les han contado sus situaciones, mientras que el 27% dijo que no.

Entre las acciones abordadas por los profesores, destacaron: el informar a la dirección, escuchar y dialogar con los involucrados, hablar con los padres, indagar e intervenir.

De las familias entrevistadas, tres cuartas partes dijeron que sí conocían en qué consiste el ciberbullying, el 23% aseguró que no y el resto no respondió.

Al consultarles si tenían conocimiento sobre si sus hijos fueron acosados, el 85,2% mencionó que no y solo el 12% afirmó que sí. Además, solo un 1,4% de los papás que participaron aceptó tener conocimiento de que su hijo es un acosador.

¿Por qué acosan sus hijos? "Porque ella no se deja de nadie si la ofenden" o "son juegos entre compañeros", fueron algunas de las frases de los papás ante esa consulta.

¿Cómo evitar que sus hijos sufran ciberbullying?

- Aprenda e infórmese sobre acoso cibernético.

- Asesórese, delimite y supervise a sus hijos en el uso de redes sociales.

- Fomente el diálogo, la confianza, la responsabilidad y el respeto.

- Muestre afecto y comprensión en las relaciones familiares.

- Preste atención al comportamiento de sus hijos, para que, ante cualquier cambio de conducta, pueda intervenir a tiempo.

- Trabaje en conjunto con el personal docente sobre el abordaje de esta problemática y las implicaciones que esta situación puede tener en la vida de sus hijos.