La cerveza, el vodka y las bebidas dulces son las preferidas por esta población, según estudio del IAFA

Por: Irene Rodríguez 28 febrero
Según los jóvenes, existen las fiestas
Según los jóvenes, existen las fiestas "no sanas", donde "llevan de todo" y hay consumo de alcohol e incluso algunas otras drogas y encuentros sexuales. (Foto con fines ilustrativos).

Para sobresalir y ser aceptado por su grupo de amigos o para relajarse y divertirse. Estas son las principales razones por las cuales los colegiales costarricenses ingieren licor.

Así lo señala un estudio cualitativo realizado por el Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) realizado con 100 jóvenes de San José, Alajuela y Heredia.

Para muchos de ellos "el alcohol es infaltable en cada celebración y es socialmente aceptado", según el documento.

Este reporte evidenció que la cerveza, el vodka y las bebidas dulces (como cocteles) son las preferidas por esta población. Usualmente las mujeres toman cinco tragos por ocasión y los hombres, diez.

Lugares comunes

¿En dónde consumen licor los jóvenes ticos? Los estudiantes del estudio aseguraron que las fiestas son el escenario predilecto para ingerir estas bebidas.

Ellos consideran que hay fiestas de tres tipos: las "sanas", donde hay licor, pero poco, no se ven borrachos y es principalmente para pasar el rato y bailar.

Luego, están las fiestas "no sanas", donde "llevan de todo" y hay consumo de alcohol e incluso algunas otras drogas y encuentros sexuales.

Finalmente, están las fiestas más pequeñas, de grupos de amigos, donde los muchachos prueban o experimentan, pero entre ellos "se cuidan".

¿Qué sucede con los padres de estos muchachos? El informe recalca que, en muchas ocasiones, son los padres quienes proveen el dinero para comprar el licor de las celebraciones. En otros casos, los adultos son quienes les dan bebidas "para que prueben".

En ese sentido, los jóvenes aseguraron en el estudio que en las fiestas familiares nunca falta el alcohol.

Recuerde que el alcoholismo puede provocar daños al hígado y al corazón.
Recuerde que el alcoholismo puede provocar daños al hígado y al corazón.

Los colegiales agregaron que nunca han tenido problemas para acceder a estas bebidas, pues si no se las compran sus padres, recurren a hermanos, primos o amigos, e incluso en algunos lugares no les piden cédula para hacer las compras.

Sobre la marihuana. Un 25% de los estudiantes recalcó que nunca ha consumido marihuana, pero no le ve problema a que más personas la consuman. Otro 25%, indicó que sí lo hacen de manera esporádica y, por lo tanto, no se consideran adictos a esta droga. Un 32% no la ha probado ni la probaría por miedo a los efectos, otro 8% la probó y no le gustó y el 10% restante no la ha probado porque no ha tenido chance.

Las maneras en cómo consumen esta droga varía: con pipas, vaporizadores y hasta en las frutas y en la repostería.

Entre los entrevistados, la marihuana tiene dos connotaciones: un grupo considera que es medicinal, natural y, si se controla, no causa adicción. El otro grupo cree que provoca pérdida de neuronas, daña el corazón y los pulmones y vuelve a las personas más agresivas.

El documento señala que el conocimiento, exposición y consumo de drogas está muy relacionado con el lugar donde viven los muchachos. En ese sentido, los participantes de la zona sur de la capital son quienes están más expuestos, no tanto quienes habitan en zonas alejadas de San José.

Para aclarar dudas, el IAFA pone a disposición de las personas el número 2225-1154 o la línea gratuita 800-IAFA-800 (800-4232-800).

Etiquetado como: