Publicidad influye en el acercamiento de los adolescentes a tales dispositivos

Por: Monserrath Vargas L. 27 agosto, 2014
Tras la publicación de un estudio realizado por la American Heart Association, que analizó 200 investigaciones científicas, la OMS solicitó a los países regular el uso de estos inhaladores electrónicos. | AFP
Tras la publicación de un estudio realizado por la American Heart Association, que analizó 200 investigaciones científicas, la OMS solicitó a los países regular el uso de estos inhaladores electrónicos. | AFP

Para los más jóvenes, los cigarrillos electrónicos podrían ser la puerta de ingreso al mundo del tabaquismo. Esa es una de las conclusiones que se desprende de un informe emitido ayer por la American Heart Association (AHA), publicado en la revista Circulation .

El informe, realizado por 10 investigadores, analizó 200 estudios científicos y concluyó que los cigarros electrónicos deben ser sometidos a las mismas regulaciones que los tradicionales.

Nancy Brown, directora ejecutiva de AHA, explicó que, según lo que apuntan estas investigaciones, “los cigarrillos electrónicos pueden ser una puerta de entrada a los productos de tabaco tradicionales para la juventud y podrían convertir nuevamente el fumado en algo normal en nuestra sociedad”.

Esta preocupación surge a partir de uno de los estudios analizados por AHA y publicados en JAMA Pediatrics.

La investigación, la cual fue aplicada a 40.000 estudiantes de secundaria y primer nivel de universidad, mostró como resultado que, para los adolescentes, los cigarrillos electrónicos son “dispositivos de alta tecnología, accesibles y convenientes, especialmente para lugares donde no se permite fumar cigarrillos”.

La publicidad es otro de los factores que influye en el acercamiento de los jóvenes a este tipo de cigarrillo. Un estudio en la misma revista aseguró que la publicidad disparó el consumo de cigarros electrónicos a un 250% entre los años 2011 y 2013.

Otro de los señalamientos que hace el análisis de AHA es que el utilizar los cigarrillos electrónicos como método para dejar los tradicionales puede ser igual o ligeramente mejor que utilizar los parches de nicotina, por ejemplo.

A pesar de que las sustancias tóxicas en el humo del cigarrillo son más bajas que las de los cigarros normales, quienes se encuentren al lado de un fumador en un sitio cerrado, se expondrían involuntariamente a este humo.

Precaución. Sobre este punto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó un llamado ayer. En este solicitó que los países “regulen los cigarrillos electrónicos y no permitan su uso en espacios cerrados hasta que se demuestre que el vapor exhalado no es dañino para terceros”, informó la agencia AP.

En el mundo existen más de 400 marcas de cigarrillos electrónicos y, según la OMS, es preciso solicitar una regulación, para “sentar una base científica que permita juzgar los efectos del uso y garantizar que se realizan las investigaciones apropiadas, se protege la salud pública y se concientiza a la gente acerca de los riesgos y beneficios potenciales”.

El organismo también llamó la atención sobre el uso de estos dispositivos por parte de las mujeres embarazadas, adolescentes y mujeres en edad de procrear, ya que la exposición del feto y del adolescente al humo emitido por estos inhaladores electrónicos de nicotina tiene consecuencias de largo plazo en el desarrollo del cerebro, informó la agencia AFP.

Etiquetado como: