Las inhalaciones de vapor inflaman las células pulmonares y causan tensión

Por: Irene Rodríguez 7 febrero, 2015

Los vapores de los cigarrillos electrónicos podrían emitir sustancias conocidas como radicales libres, que provocarían inflamación y “estresarían” las células de los pulmones. Como resultado, se dificultarían las labores de respiración.

Estos son los resultados de una investigación de la Universidad de Rochester, en Nueva York, Estados Unidos.

El cigarrillo electrónico, también conocido como e-cigarro , es un dispositivo que parece un cigarro normal, pero no contiene tabaco ni produce cenizas. Funciona con atomizador que vaporiza nicotina líquida.

Las conclusiones del estudio fueron publicadas en la revista Plos One y sugieren que el daño inicia al activarse el elemento que calienta el e-cigarro , el cual está diseñado para transformar una sustancia líquida en un aerosol que semeja el humo del cigarrillo convencional.

De acuerdo con los investigadores, los vapores inhalados contienen metales pesados y otros posibles cancerígenos.

En Internet es posible encontrar unas 466 marcas de cigarrillos electrónicos, de más de 7.700 sabores, a solo un clic de distancia. | ARCHIVO
En Internet es posible encontrar unas 466 marcas de cigarrillos electrónicos, de más de 7.700 sabores, a solo un clic de distancia. | ARCHIVO

Las sustancias estarían en forma de nanopartículas (partículas diminutas, millones de veces menores que un átomo); por su tamaño llegan a espacios internos del tejido de los pulmones, sistemas celulares y la sangre.

“Nuestra investigación reafirma que los e-cigarrillos pueden significar riesgos altos para la salud y su impacto debería estudiarse más. Parece como si cada día surgiera un nuevo cigarrillo electrónico y aún no tenemos claro hasta qué punto dañan la salud”, explicó en un comunicado de prensa Irfan Rahman, coordinador del trabajo científico.

La mayor preocupación de los especialistas es el uso de estos dispositivos en menores de 18 años, pues muchas de las marcas de cigarrillos electrónicos se hacen con diseños y sabores atractivos para este público.

Para los profesionales en salud, a esas edades es más fácil que los jóvenes decidan cambiar el uso del cigarrillo electrónico por cigarrillos convencionales.