Por: Irene Rodríguez 23 septiembre, 2013

¿Cómo empezó la búsqueda de esta vacuna?

El cáncer de páncreas es uno de los más comunes, más agresivos y más mortales en el mundo. Solo el 5% alcanzan a vivir cinco años después de su diagnóstico, y la quimioterapia en muchos casos si acaso ayuda a vivir tres meses más.

”Es importante conseguir nuevos métodos de detección temprana y opciones de tratamiento, yo me puse a buscar la segunda, en unos años puede ayudarle a mucha gente.”

¿Cómo fue el camino?

Empezamos en 2008. Realmente fue rápido porque todo ha ido saliendo y demostrándose. Comparamos células cancerosas con tejido sano.

”Dimos con dos sustancias vitales en el desarrollo del cáncer y que inyectar una de estas sustancias a las células cancerígenas podía reducir el impacto del tumor”.

¿Cuánto falta para obtener la vacuna?

Faltan los ensayos clínicos en humanos, pero para eso se necesita dinero. Un ensayo completo, con sus tres fases puede costar $1.000 millones.

”La esperanza es obtener los $5 o $6 millones necesarios para la primera fase y ver si una farmacéutica quiere apoyar.

¿Qué proyectos vienen?

Hay otros tumores en los que participan las mismas sustancias, el de ovario, pecho, colorectal. La idea es buscar si esta misma vacuna podría servir. Ya comenzamos estudios y preliminarmente hemos visto que sí podría ser así.