Información servirá para la apertura de nuevas Clínicas de Mama en Costa Rica

Por: Irene Rodríguez 1 octubre, 2014
En la Clínica San Rafael, en Puntarenas, funciona una de las 35 clínicas de mama de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). | ARCHIVO
En la Clínica San Rafael, en Puntarenas, funciona una de las 35 clínicas de mama de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). | ARCHIVO

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) analiza cuáles son las zonas del país donde hay más casos de cáncer de mama y mayor mortalidad por esta causa.

Los datos de la investigación, que estarían en febrero del 2015, serán determinantes para decidir dónde se colocarán las próximas Clínicas de Mama de Costa Rica.

A partir del 2015, la CCSS piensa abrir 12 centros médicos de este tipo por año.

Las Clínicas de Mama son servicios que funcionan en centros de salud. Allí, las mujeres reciben atención y referencia prioritaria si se sospecha de alguna lesión maligna en sus senos. En estos sitios se cuenta con un médico general capacitado y un mamógrafo; también dan apoyo los servicios de Trabajo Social y Psicología del centro médico.

Muchas zonas donde es alto el riesgo de desarrollar ese tumor ya tienen su propia clínica, tal es el caso de la Clínica de Coronado, la Clínica Jiménez Núñez (Goicoechea), Desamparados, Naranjo, San Carlos y los hospitales de San Vito y Golfito. Con el nuevo análisis, se verá cuáles son los lugares prioritarios para así ubicar los próximos servicios de consulta.

“Los médicos a cargo de las clínicas ya se capacitan en un curso de un mes en el que se les enseña cómo dar un mejor diagnóstico; ellos son los que irán a las nuevas clínicas”, aseguró Thomas Meoño, médico de la Red Oncológica de la CCSS.

Así, se dará prioridad a las regiones con mayor necesidad. “La meta es que las 103 áreas de salud tengan Clínica de Mama”, comentó María del Rocío Sáenz, presidenta ejecutiva de la CCSS.

De acuerdo con Luis Bernardo Sáenz, coordinador de la Red Oncológica, no tienen definida la inversión total, pero hay cosas en las que se ahorran dinero; por ejemplo, no hay que construir un espacio físico porque funcionan dentro de las mismas clínicas o Ebáis y los médicos que se capacitan ya son funcionarios de la CCSS. “La mayor inversión que se hace es en un mamógrafo”, manifestó el especialista.

Prevención. La presidenta ejecutiva de la Caja recordó la importancia de que las mujeres conozcan los factores de riesgo.

“Si usted tuvo la primera menstruación antes de los 12 años, no tiene hijos, no hace actividad física, fuma, toma hormonas y tiene antecedentes familiares, debe ser más rigurosa con el autoexamen”, afirmó María del Rocío Sáenz.

La prevención es vital en este tipo de cáncer, el segundo más común entre las mujeres (se diagnostican unos 1.000 casos por año) y el más mortal (400 muertes anuales).

La jerarca destacó que las personas pueden llegar a una Clínica de Mama por referencia médica, pero también se puede acudir directamente en busca de una cita.