Por: Irene Rodríguez 13 noviembre, 2015
El 14% de los adultos ticos son fumadores. | ARCHIVO
El 14% de los adultos ticos son fumadores. | ARCHIVO

Cerca de 390 costarricenses dejaron de fumar durante el último año con ayuda de las clínicas de cesación de fumado de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Esto representa un 82% de todos los participantes en esos programas.

Estos planes se desarrollan en centros médicos en todo el país mediante sesiones grupales, que se extienden por 10 semanas, luego de las que siguen citas de seguimiento al mes, tres meses, seis meses y un año.

Quienes asisten reciben el apoyo de profesionales en medicina, enfermería, terapia respiratoria y consejería en psicología y nutrición. Y quienes así lo requieren también obtienen los medicamentos necesarios para dejar este vicio.

Éxito. Luis Bernardo Sáenz, director ejecutivo del Proyecto de Fortalecimiento de la Atención Integral del Cáncer de la CCSS, indicó que la Caja cuenta con 27 clínicas de cesación. Algunas ya están consolidadas y otras están en proceso de implementación. Se espera que en el 2016 estén operando normalmente en su totalidad.

Si usted desea unirse a este programa, debe estar dispuesto a dejar el tabaco y comunicarle al médico de su Ebáis o área de salud que quiere entrar en el plan. El personal médico le indicará lo que debe hacer para participar.

En Costa Rica, el 14,2% de la población es fumadora, según un estudio realizado por la Caja en el 2011. En promedio, esta práctica se inicia a los 17,5 años y se intensifica en los siguientes.

El grupo de edad con más fumadores es el de 20 a 39 años, con un 16,2% de prevalencia. El 64,5% de quienes fuman lo hacen todos los días, especialmente los hombres: un 67,3% fuma diariamente, según datos de la CCSS.

Por otra parte, más de 1,1 millón de costarricenses conviven con alguien adicto al fumado y pasan inhalando el humo que esa persona exhala.