70% de la población padece de desordenes funcionales digestivos

Por: Andrea González Mesén 30 mayo, 2014

Consumir comida chatarra, dejar de lado las fibras y no cumplir con los horarios de comida, son solo algunas de las causa del incremento de cáncer de colon en la población entre los 25 y 35 años.

Ricardo Barquero, jefe de gastroenterología del Hospital México, comentó que a la semana ese centro médico detecta aproximadamente cuatro casos de cáncer de colon, en todas las edades; no obstante, asegura se registra un incremento en la afectación a gente joven.

“Estamos alarmados por el aumento de cáncer de colon, principalmente, en la gente joven, el cual está relacionado con lo hábitos higiénicos – alimenticios”, comentó el especialista.

Además, alertó sobre el incremento de males hepáticos en pacientes obesos y no alcohólicos, que en casos graves podrían convertirse en cirrosis. Mientras tanto, dolencias relacionadas como la colitis y gastritis llegan a un 70% de la población costarricense.

“El estilo de vida de los jóvenes les genera casos silenciosos. La revisión es indispensable. Tenemos casos de cáncer en los que no se ven síntomas”, añadió Barquero.

"Los niños que dependen de las comidas rápidas tienden a tener padres que no cuentan con los medios, el deseo o el tiempo disponible para comprar o preparar comidas saludables en casa", dijo Jennifer Popkin, otra de las investigadoras, obesidad infantil, comida rápida

Por su parte, la nutricionista y dietista Alicia Arce asegura en su libro “Las maravillas de la Flora Intestinal” que un 30% de la población mundial enfrenta desordenes funcionales digestivos como el estreñimiento, la hinchazón y el síndrome del intestino irritable.

El 29 de mayo la Organización Mundial de Gastroenterología conmemoró el Día Mundial de la Salud Digestiva. En esta ocasión la organización promovió el conocimiento de la flora intestinal y su relación con la salud y posibles enfermedades.

“Hablar de flora o de microbiota intestinal es hablar de salud digestiva. La flora es esta comunidad de organismos vivos en nuestro intestino y juega un papel fundamental en nuestra salud y bienestar; debido a sus funciones de protección, metabólicas o nutritivas y tróficas”, escribe la nutricionista.

El estrés, la mala alimentación y la falta de ejercicio son los principales detonantes de estos malestares. Por ello, se recomienda incluir dentro de la dieta diaria más de 25 gramos de fibra provenientes de frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales y legumbres.