21 octubre, 2014

Toronto, Canadá

El Gobierno de Canadá empezó a enviar este lunes a la Organización Mundial de la Salud (OMS) una partida de unas 800 vacunas experimentales contra el ébola meses después de anunciar la donación del medicamento para combatir la epidemia en África Occidental.

El retraso en enviar la vacuna a la sede de la OMS en Ginebra (Suiza) ha sido criticado por partidos políticos, organizaciones humanitarias e incluso diplomáticos africanos ante la falta de claridad del Gobierno del primer ministro, Stephen Harper, sobre las causas de la demora.

La donación fue anunciada en agosto y el Ejecutivo canadiense ha culpado del retraso en distribuir el medicamento a la OMS, aunque los partidos de la oposición han señalado que la razón radica en el acuerdo que Ottawa firmó con la empresa estadounidense NewLink Genetics para su comercialización.

La vacuna, conocida como VSV-EBOV y desarrollada por científicos del Ministerio de Sanidad de Canadá, ha sido utilizada con éxito en dos trabajadores sanitarios estadounidenses infectados con ébola en Liberia.

A falta de una vacuna, se recomienda la higiene con agua, jabón y alcohol en las zonas afectadas por el Ébola.
A falta de una vacuna, se recomienda la higiene con agua, jabón y alcohol en las zonas afectadas por el Ébola.

Cuando la OMS reciba la vacuna, la organización de la ONU iniciará pruebas clínicas con 250 personas en Europa y África para verificar su seguridad.

Los expertos prevén que la vacuna no podrá ser utilizada en África hasta el próximo año.

Informaciones aparecidas hoy en medios de comunicación locales también pusieron en duda los anuncios de ayuda en la lucha contra el ébola realizados por el Gobierno canadiense en las últimas semanas.

El periódico The Globe and Mail este lunes que el Ministerio de Sanidad de Canadá subastó al mejor postor, en las últimas semanas, equipo médico solicitado por las autoridades africanas para luchar contra ébola, en vez de donarlo a los países más afectados.

El rotativo añadió que el equipo, mascarillas y trajes solicitados por OMS para proteger a los trabajadores sanitarios en África Occidental, fue subastado a una fracción del precio real y que, posteriormente, los compradores lo pusieron a la venta a precios 30 veces superiores.

El equipo subastado tenía un precio nominal de $1,5 millones, pero fue vendido por el Gobierno canadiense por unos $30.000.

La cifra pone en cuestión el anuncio realizado a mediados de setiembre por la ministra de Sanidad de Canadá, Rona Ambrose, cuando aseguró que Ottawa donaría $2,5 millones en equipo de protección a la OMS.

De acuerdo al precio del material subastado por su Gobierno, el valor real de la donación no superaría los $50.000.

Canadá se ha comprometido a donar $65 millones para la lucha contra el ébola, pero, de momento, sólo ha desembolsado $5 millones.