28 junio, 2014
La idea es sentir un frío confortable, pero no estar tiritando. | ARCHIVO
La idea es sentir un frío confortable, pero no estar tiritando. | ARCHIVO

Santiago, Chile. EL MERCURIO/GDA. Caminar cuando hace frío, podría ser efectivo para combatir la diabetes.

Esa es la conclusión de un nuevo estudio realizado durante cuatro meses por científicos del Instituto de Investigación Médica de Garvan, Australia.

El reporte analizó cómo respondían los organismos al pasar las noches a distintas temperaturas, aunque en el día mantenían una vida normal.

En el primer mes, las habitaciones estaban a 24 grados Celsius (°C), “una temperatura en la que el cuerpo no tiene que trabajar para producir calor”, dicen los expertos. Al mes siguiente, la temperatura se bajó a 19 °C. El tercero y cuarto mes, estuvieron a 24°C y 27°C , respectivamente.

Los científicos descubrieron que si una persona se expone a temperaturas de 19 °C, es capaz de regenerar la grasa parda en cuatro semanas.

El jefe del equipo investigador, el endocrinólogo australiano Paul Lee, dijo que este descubrimiento puede ser una de las claves para combatir la obesidad, que afecta a gran parte de la población.

“La grasa blanca común almacena energía, pero cuando hay mucha, puede causar diabetes, presión alta y una serie de desórdenes en el metabolismo”, dijo Lee a la cadena de noticias australiana ABC.

Sin embargo, “la grasa parda no almacena la energía, la quema, y es por esa razón que los animales que poseen mucha grasa parda están protegidos contra la diabetes, la obesidad y una serie de desórdenes metabólicos”.

Etiquetado como: