6 abril
Para calcular el IMC lo primero que debe hacer una persona es pesarse en una báscula. Luego, dividir su peso entre su estatura en metros, elevada al cuadrado.
Para calcular el IMC lo primero que debe hacer una persona es pesarse en una báscula. Luego, dividir su peso entre su estatura en metros, elevada al cuadrado.

Chicago

Bajar y subir de peso repetidamente podría ser peligroso para personas con problemas del corazón y de sobrepeso, de acuerdo con un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine.

Los pacientes que tuvieron una mayor fluctuación de peso durante un lapso de cuatro años, fueron más propensos a sufrir ataques cardíacos, infartos o incluso la muerte.

Para algunas personas, los cambios de peso serían reflejo de realizar dietas de manera intermitente, algo que estudios anteriores insinúan que no es saludable para la población que tiene problemas relacionados con su corazón.

Este hallazgo podría significar que mantener un peso, incluso si es elevado, sería más saludable que perderlo y recuperarlo en repetidas ocasiones.

De cuidado

Pero las grandes fluctuaciones de peso en pacientes con males cardíacos también podrían ser accidentales y un posible indicio de enfermedades graves, lo que explicaría los resultados del estudio, indicaron investigadores y expertos externos a esta investigación.

Los especialistas que no estuvieron involucrados en el reporte dijeron que es interesante, pero, según ellos, todavía hay muchas interrogantes que se deben resolver.

A pesar de ello, la recomendación del cardiólogo de la Universidad de Nueva York y autor principal del estudio, el médico Sripal Bangalore, es: " pierdan peso e intenten mantenerlo bajo ".

Detalles de la investigación

El estudio publicado el miércoles pasado, está conformado por un análisis de unos 9.500 pacientes involucrados en una investigación distinta en la que no se examinaron los motivos del cambio de peso. Se midió el peso 12 veces, en promedio, durante un lapso de cuatro años y algunos pacientes perdieron o subieron varias libras (kilogramos) entre cada medición.

Entre los 1.900 pacientes que registraron los mayores cambios de peso, el 37% de ellos sufrieron ataques cardíacos fatales o no fatales, infartos o algún otro problema coronario durante el estudio. Eso en comparación con el 22% de los 1.900 pacientes con los menores cambios de peso en ese lapso.

Las fluctuaciones de peso en el grupo de alto riesgo fueron de 4,5 kilogramos (10 libras), en promedio, durante cuatro años. En el grupo de menor riesgo, el cambio de peso promedio fue de 0,9 kilogramos (menos de 2 libras) , durante ese mismo lapso. En total se registraron más de 500 decesos, que fueron más comunes entre los pacientes que tuvieron la mayor fluctuación de peso.