Dermatólogos invitan a los ticos a revisar diferencias en lunares, manchas, pecas y brotes todos los meses

Por: Irene Rodríguez 17 febrero

Revisar –espejo en mano– nuestra piel en busca de cambios en lunares, pecas, manchas, espinillas o brotes debe ser algo de todos los meses, de la misma forma en la que las mujeres deben realizar su autoexamen de mama y los hombres su autoexamen de testículos.

Esta es la invitación que una vez más hacen los dermatólogos debido a que el cáncer de piel no da tregua y sigue siendo el más común en Costa Rica. Según datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) afecta a 233 por cada 100.000 habitantes.

Mas en la lucha contra este enemigo, no es suficiente con revisar nuestra propia piel. También debemos prestar atención a la de nuestros seres queridos. "Es difícil vernos todas las zonas de nuestro cuerpo, como el cuero cabelludo, algunas áreas de la espalda o nuestros costados, por eso es que tenemos que cuidarnos la piel entre amigos y familiares, que en una misma casa podamos dedicar un rato a ver si hay cambios es vital", manifestó la dermatóloga Ileana Alfaro.

¿Y por qué esta revisión es tan importante? Cualquier modificación en la piel podría ser indicador de una lesión precancerosa, que, si se detecta a tiempo podría evitar la formación de tumores o tratarlos a tiempo.

Dentro de estas formaciones tumorales podría diagnosticarse un melanoma, el tumor maligno de piel más agresivo, veloz y mortal, pero del que sobrevive el 90% si es detectado en un estadío temprano.

"Lo malo del melanoma es que este tumor avanza muy rápido; primero se extiende de forma horizontal, pero luego de forma vertical, y puede afectar otros órganos con lo que es más difícil el tratamiento, y eso es lo que lo hace mortal", aseguró Alfaro.

¿En qué fijarse? En el ABCDE

A: asimetría. El lunar no tiene forma regular; es decir, si usted lo partiera a la mitad, las dos mitades no serían iguales.

B: bordes. Esté atento a si son irregulares, desiguales o poco definidos, o si han cambiado con el paso del tiempo.

C: color. Si es disparejo y si tiene sombras o manchas de algún color, o cambios en estos, consulte al médico. También consulte si ve tonos blanquecinos o rojos en el lunar o mancha.

D: diámetro. Si el tamaño de su lunar es mayor al tamaño del borrador de un lápiz, vaya al médico, ya que podría tratarse de un melanoma.

E: evolución. Cualquier cambio en un lunar o mancha, o uno nuevo que aparezca, es señal de alerta.

Revisar la piel en busca de cambios en lunares, pecas o manchas es vital para detectar lesiones precancerosas a tiempo.
Revisar la piel en busca de cambios en lunares, pecas o manchas es vital para detectar lesiones precancerosas a tiempo.

Esto no es válido solo para los lunares, también debe tomar en cuenta manchas, pecas, brotes o espinillas que usted se "estalle" y reaparezcan de forma recurrente.

Los especialistas consideran que esto no sustituye a las medidas preventivas, como lo es evitar exponerse al sol entre las 10 a. m. y las 2 p. m., ni del uso de bloqueador solar todos los días, aunque el cielo se vea nublado y el tiempo esté frío.

Nueva campaña

Por segundo año consecutivo, la empresa Laroche-Posay lanzará la campaña "salva tu piel", que busca que las personas revisen su piel y la de sus seres queridos y así prevengan los tumores.

Si usted quiere participar puede inscribirse en la dirección www.laroche-posay.com.mx/art%C3%ADculo/Plataforma-Salva-tu-piel/a25335.aspx . Allí podrán recibir consejos de cómo chequear correctamente la piel, en qué zonas, qué buscar y dónde acudir por ayuda.

Después, el 1.° de abril, en el mall Paseo de las Flores, en Heredia, dermatólogos estarán revisando las manchas o lunares que la gente ya haya detectado como irregulares.

"La idea es que durante este mes y medio la gente conozca su piel y la de su familia, sepa cómo es, cuáles son sus particularidades e identifique si hay algún lunar, mancha o peca que deba ser revisado. Esta es una forma de salvar vidas", concluyó Alfaro.