24 octubre, 2015

San José. Redacción. La chía, semilla de la Salvia hispanica , posee algunos beneficios para la salud, pero no son tantos como se promete.

Es cierto que tiene altos porcentajes de omega 3 y omega 6, ácidos grasos esenciales y que favorece la reducción de los triglicéridos y el colesterol malo. Además, debido al efecto de la fibra, mejora el control glucémico o del azúcar en la sangre, asegura el doctor Rodrigo Alonso.

Sin embargo, tampoco es la “pomada canaria” y está mal que se promueva así. De hecho, recientemente, hay especialistas que alertan de que no son ciertos todos los efectos positivos que se le adjudican a su creciente consumo.

“Algunos pacientes la mezclan con yogur o cereales y la toman en la mañana. Cuando llegan a consulta, ya la están tomando”, reconoce la nutricionista Andrea Valenzuela, quien llama a sus pacientes a la prudencia.

“La chía se mercadea como si sirviera para todas las patologías, pero, desde el punto de vista clínico, no se ha demostrado nada. Se supone que ayudaría a perder peso, porque la semilla retiene agua y sube el volumen, lo que daría mayor sensación de plenitud, pero en población obesa no se ha demostrado ese efecto”, dijo.

Etiquetado como: