El niño Deylan Isaac Guillén celebró con sus hermanos y abuelos en Paraíso de Cartago

Por: Irene Rodríguez 8 febrero
Deylan cumplió su primer año de vida con buena salud.
Deylan cumplió su primer año de vida con buena salud.

El niño Deylan Isaac Guillén fue protagonista de una noticia histórica hace un año, cuando los médicos mantuvieron a su madre viva artificialmente para que él pudiera seguir creciendo y nutriéndose. La mujer presentaba muerte cerebral debido a un tumor.

Este miércoles, el pequeño cumplió su primer año de vida, según consta en el perfil de Facebook de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). En la fotografía, compartida por esta entidad, se observa la celebración del chiquito junto con sus hermanos y sus abuelos maternos, quienes lo asumieron tras el fallecimiento de la madre. Deylan se ve fuerte y saludable.

Este fue un caso sin precedentes en Costa Rica y en la región centroamericana. Según comentaron los especialistas en aquel entonces, se trató de un un gran desafío porque, cuando el cerebro muere, no tiene la capacidad de dirigir los otros órganos y estos "trabajan por su cuenta" hasta que se apagan poco a poco.

El reto era doble: por un lado, los órganos vitales de la madre debían mantenerse en funcionamiento para que alimentaran y dieran vida al feto. Por otra parte, los médicos debían de cerciorarse de que la temperatura de la mujer se mantuviera entre 36 °C y 37 °C y que su presión arterial no se subiera ni se bajara, para no afectar la circulación hacia la placenta.

Además, a ella había que suministrarle hormonas y controlar sus niveles de agua y líquido.

El niño nació de forma prematura a las 30,5 semanas. Sin embargo, recuperó peso y salud rápidamente.

Etiquetado como: