Por: Irene Rodríguez 11 septiembre, 2014

¿Qué sucede con todas esas personas que trataron de suicidarse? ¿Cómo evitar que quieran hacerlo de nuevo o que sí logren morir?

Para el Ministerio de Salud, el primer paso es contabilizar los casos de intento de suicidio.

“Si no conocemos cómo estamos, no vamos a poder actuar bien. Conocer la situación es vital; hay que vigilar los intentos de suicidio para evitar los suicidios”, razonó María Esther Anchía, viceministra de Salud.

El siguiente paso es un plan de seguimiento a todas las personas que llegan a un hospital después de haber tratado de matarse.

“Los intentos de suicidio normalmente se presentan en los servicios de Emergencias de los centros de salud. Ahí se les capta, se pide datos a la persona y se le crea un expediente”, dijo Rosa María Vargas, de la Unidad de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud.

Allan Rímola, director de la Secretaría Nacional de Salud Mental, aseguró que se brindaron talleres en todas las regiones para que haya equipos locales de atención en salud mental capaces de dar atención y seguimiento a los casos.

“Sí se puede influir sobre la persona, darle consejería. Aquí, lo más importante es no dejarla sola después de un momento así”, aseveró el jerarca.