Por: Irene Rodríguez 6 abril, 2014

En el mundo, las enfermedades transmitidas por vectores son responsables de 1.000 millones de pacientes y más de un millón de muertes anuales.

Para Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de los principales problemas radica en que estos padecimientos son más comunes en los países más pobres, donde no hay recursos suficientes para atender a toda la población ni para prevenir estas enfermedades como es debido.

No obstante, Chan destaca que este tipo de males se han propagado por otros países debido al cambio climático y a la migración y viajes constantes de las personas de un país a otro.

Como ejemplo, Chan citó el dengue, cuyo zancudo transmisor Aedes aegypti se encontraba en solo nueve países hace 30 años, y ahora circula en más de 100.

Para Chan, es necesario que se hagan más campañas de comunicación en salud con el fin de que las personas tomen más medidas de higiene, lo que reduciría el número de infecciones.