17 abril, 2015

Los Ángeles

El Departamento de Salud Pública de California (EE.UU.) dio por concluido este viernes el brote de sarampión que se originó en los parques de Disney en diciembre de 2014 y afectó a 131 personas en el estado.

Según la doctora Karen Smith, directora del Departamento de Salud Pública de California (CDPH, en inglés), no se ha registrado ningún caso de sarampión relacionado con ese brote en los últimos 42 días, el doble de tiempo del período máximo de incubación.

"Estamos satisfechos de que este brote haya terminado, pero hay que tener precaución porque el sarampión puede ser reintroducido en California en cualquier momento cuando alguien infectado lo traiga al estado. La mejor defensa contra el altamente infeccioso sarampión es la vacunación", declaró Smith en un comunicado.

De los 131 casos asociados con el brote de diciembre, 42 tenían relación con el foco original de infección en el parque temático Disneyland o el contiguo Disneyland California Adventure, en Anaheim, mientras que el resto se produjeron por contagio secundario.

Pueden pasar hasta cuatro días para que una persona con sarampión comience a mostrar síntomas, un plazo en el que sí puede contagiar a otros.

Este brote de sarampión hizo que en Estados Unidos se programaran campañas masivas de vacunación. | AFP
Este brote de sarampión hizo que en Estados Unidos se programaran campañas masivas de vacunación. | AFP

Las autoridades, que realizaron pruebas de laboratorio a más de 1.000 pacientes, no han podido determinar la fuente del contagio en un 33% de las infecciones, aunque consideran improbable que no tengan que ver con la cepa B3 del virus del sarampión responsable del último brote.

El CDPH aseguró que no se había producido ningún fallecimiento a causa del brote del virus.

Solo se pudo determinar el estatus de vacunación de un 61% de los afectados por el sarampión (81 personas de 131), y de esos casos un 70% correspondió a personas que no estaban vacunadas (56) .

La vacuna del sarampión, MMR, es efectiva en un 97% de los casos.

Según datos de febrero del Centro de Control de Enfermedades de EE.UU. (CDC, en inglés), se produjeron 15 casos más de infecciones asociadas al brote de California en otros siete estados: Arizona, Colorado, Nebraska, Oregón, Utah y Washington, así como uno en México y otro en Canadá.