Proceso en busca de vacuna es lento, aún faltan al menos 18 meses para empezar estudios en gran escala

 12 febrero, 2016

Quince laboratorios farmacéuticos están en carrera contrareloj para conseguir la primera vacuna contra el virus del Zika. Por su parte, diez buscan una prueba diagnóstica más certera y rápida para determinar si una persona tiene presencia del zika en su sangre.

Así lo hizo saber este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de un comunicado de prensa.

De las compañías en busca de la vacuna, dos de ellas van más adelantadas: los Institutos de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) –quienes estudian una vacuna utilizando el ADN del virus–, y Bharat Biotec, en India –que trabaja con el virus inactivado–.

Sin embargo, la ausencia de procesos estandarizados en animales para esta vacuna (pues sería la primera) hace que el proceso vaya más lento. La OMS no prevé que los estudios a gran escala en seres humanos se hagan antes de 18 meses.

Sobre las pruebas de diagnóstico, las 10 compañías están en diferentes fases de elaboración de una prueba que brinde mayor eficacia en menos tiempo para determinar la presencia del virus en la sangre. Hasta el momento, ninguno ha acumulado la evidencia científica necesaria, pero según la OMS podría ser cuestión de semanas.

En cuanto a nuevos medicamentos en busca de la cura o mejores controles de los síntomas, estos se están enfocando más hacia los grupos más vunerables, como las mujeres en edades fértiles. Sin embargo, este proceso también marcha lento.

La OMS se comprometió a divulgar conforme vayan apareciendo nuevas noticias de estos fármacos. Aclaró que, aunque se dieron licencia para acelerar los procesos clínicos dado el estado de emergencia, cada producto será sometido a análisis de eficacia y seguridad para evitar que tengan efectos adversos mayores a los posibles beneficios.