Por: Silvia Artavia 30 agosto
Las obras de restauración en el Gran Hotel Costa Rica, en el centro de San José, iniciaron desde junio del 2016.
Las obras de restauración en el Gran Hotel Costa Rica, en el centro de San José, iniciaron desde junio del 2016.

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia declaró sin lugar el recurso de amparo interpuesto por un ciudadano en contra de la intervención arquitectónica que se realiza en el Gran Hotel Costa Rica, edificio patrimonial.

Así lo notificó el ente este martes 29 de agosto, a William Monge, director del Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura y Juventud.

La decisión de la Sala, que consta en la resolución número 2017013354, de las 09:15 horas del 25 de agosto de 2017, se ampara en que no se encontró violación a los artículos 50 y 169 de la Constitución Política.

El primero de esos artículos se refiere a la obligación del Estado en procurar "el mayor bienestar de todos los habitantes del país, organizando y estimulando la producción y el más adecuado reparto de la riqueza".

El segundo, a la labor de las municipalidades en "la administración de los intereses y servicios locales de cada cantón".

Largo proceso

El 8 de junio de este 2017, la Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental, junto con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), secuestró en el Centro de Patrimonio los expedientes administrativos de la remodelación del Gran Hotel Costa Rica.

La instancia investigaba el aparente delito de daños al patrimonio y posible prevaricato (resolver contra la ley).

El proceso se originó tras una publicación realizada por La Nación el domingo 4 de junio, la cual informaba sobre las obras de remodelación que atravesaba el edificio.

Dicha noticia indignó a ciudadanos y a una parte del sector de arquitectos, quienes se pronunciaron en contra de la transformación del hotel por considerarla drástica.

Producto de eso, el ciudadano José Joaquín Jiménez interpuso el recurso de amparo ante la Sala.

Adicionalmente, en respaldo a la opinión de los ciudadanos, la Defensoría de los Habitantes presentó una denuncia ante la Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental. Esta fue la que dio pie al secuestro de documentos en el Centro de Patrimonio.

"Esta resolución confirma lo que evidenció el trabajo del Grupo Técnico Profesional nombrado por la Ministra de Cultura y Juventud (Sylvie Durán) mediante resolución DM-081-2017, donde se verificó que el quinto piso del Gran Hotel Costa Rica no formó parte del inmueble originalmente construido, en virtud de lo cual, las obras de intervención que actualmente se realizan no afectan su tejido histórico arquitectónico", explica un comunicado de prensa del Ministerio de Cultura.

Por su parte, José Joaquín Jiménez dijo que pese al reciente pronunciamiento de la Sala Constitucional, todavía está pendiente la decisión de la Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental.

"Lo que dice la resolución es que esa (la Sala) no es la instancia para dilucidar el asunto del Gran Hotel Costa Rica; que el tema de si los permisos para la demolición del quinto piso del edificio son ilegales, debe determinarlo otra instancia; en este caso, la Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental. O sea, hay que esperar ese pronunciamiento", expresó el demandante.

Jiménez fue miembro de la junta directiva del hotel durante 20 años, de 1970 a 1990, pues su familia fue propietaria de la histórica edificación.