Por: Andrea Solano B. 6 mayo, 2014

Un tesoro de 7.000 piezas fabricadas por las culturas prehispánicas, que habitaron Costa Rica, está listo para recibir visitantes, en el nuevo Museo del Jade y Arte Precolombino del Instituto Nacional de Seguros (INS).

El inmueble – ubicado al costado oeste de la plaza de la Democracia en San José– es el nuevo hogar para la vasta colección de arte precolombino en manos del INS, que permanecía guardada en bodegas, por falta de espacio.

Esa colección reúne piezas de jade, piedra y cerámica fabricadas por los grupos indígenas que poblaron el territorio nacional, en el periodo que va desde el año 500 a.C. al 1.500 d. C.

El recinto fue diseñado por el arquitecto Diego van der Laat y comprende un área de 6.970 metros cuadrados distribuidos en cinco plantas.“El concepto general del edificio consiste en dos grandes volúmenes divididos por una grieta que emula la veta del jade. La luz natural se filtra a través de un vidrio verde en cada uno de los bloques ”, declaró van der Laat, en una entrevista concedida a La Nación, en marzo del 2012.

El Museo del Jade reune 7.000 piezas precolombinas. | ALBERT MARÍN
El Museo del Jade reune 7.000 piezas precolombinas. | ALBERT MARÍN

Con ayuda de recursos tecnológicos modernos, como proyecciones en 3D y juegos interactivos, el Museo invita a apreciar las piezas precolombinas en el contexto en el que fueron creadas.

Cada una de sus cinco salas está diseñada para hacer énfasis en algún aspecto relacionado con el jade y su significado para las sociedades precolombinas. El público podrá conocer no solo los aspectos técnicos en la fabricación, sino, además, explorar cómo eran los días y las noches de nuestros antepasados.

El Museo cuenta, además, con servicios generales al público como guardarropa cafetería, tienda, auditorio y parqueo.

Las obras fueron ejecutadas por la empresa Edica y la inversión fue de $21 millones.

El Museo está abierto de lunes a domingo, de 10 a.m. a 5 p.m., y el costo de la entrada es de ¢2.500.

Etiquetado como: