24 junio, 2013

Chicago AP Un equipo de médicos estadounidenses anunció un gran avance hacia un “páncreas artificial”, un aparato que vigilaría constantemente el nivel de azúcar en la sangre en los diabéticos y suministraría automáticamente la insulina necesaria.

El componente clave de dicho sistema es una bomba de insulina programada para apagarse si el nivel de azúcar en sangre baja demasiado mientras la persona duerme.

El dispositivo funcionó según lo previsto luego de varios experimentos en 247 pacientes durante tres meses. Esta “bomba inteligente” – fabricada por la empresa Minneápolis Medtronic Inc . –ya se vende en Europa y actualmente está en revisión por parte de la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA) .

Este dispositivo fue diseñado para monitorear los niveles de azúcar en la sangre y suministrar la cantidad de insulina según las necesidades. | AP
Este dispositivo fue diseñado para monitorear los niveles de azúcar en la sangre y suministrar la cantidad de insulina según las necesidades. | AP

Todavía se requieren más pruebas a fin de que pueda ser programada para imitar a un páncreas verdadero y ajustar constantemente la insulina según una lectura continua del monitor de sangre-azúcar, pero los médicos sostienen que el nuevo estudio sugiere que es un objetivo realista.

“Este es el primer paso en el desarrollo de un páncreas artificial”, declaró el doctor Richard Bergenstal, jefe del Departamento de Diabetes de Park Nicollet, una gran clínica en St. Louis Park, Minesota.

Bergenstal encabezó el estudio patrocinado por la empresa y anunció los resultados en una conferencia en Chicago de la Asociación Estadounidense de Diabetes.

También fueron publicados en la edición digital de la revista New England Journal of Medicine .

El estudio incluyó a personas con diabetes de tipo 1, enfermedad que se caracteriza por grandes deficiencias de insulina en el organismo, lo que produce altos niveles de azúcar en la sangre.

Etiquetado como: