El último Informe Estado de la Nación refleja una disminución de dos hijos en promedio por mujer

 21 junio, 2013

San José (Redacción).

indígena, indígenas
indígena, indígenas

“En mi pueblo, algunas personas van a hablarles de sexualidad a las adolescentes, pero todavía hay gente que no comprende muy bien los vocablos de los de afuera, o incluso les da vergüenza preguntar, entonces sigue quedando mucha adolescente embarazada”.

El testimonio de Adela López, indígena bribri y estudiante de inglés en la Universidad Nacional le pone cara al análisis de datos estadísticos que realizó el último Informe Estado de la Nación, en el que se destaca la fecundidad a la baja de las mujeres indígenas.

Si bien las cifras han disminuido de 9,6 hijos por mujer en el 2000 a dos en el 2011, algunos pueblos indígenas siguen teniendo menos acceso a servicios de salud y educación que el resto de la población, componentes indispensables para promover los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Además de los retos impuestos por la discriminación hacia los pueblos indígenas, la occidentalización de su comportamiento los enfrentará a un desafío propio de la disminución de la natalidad: en el futuro, quienes ingresen al mercado laboral deberán hacerse cargo de más personas dependientes.

Lea más sobre este tema en esta nota de revista Perfil.