Felino silvestre se recuperó de un atropello ocurrido en octubre pasado

Por: Andrea Solano B. 2 mayo, 2016

Un yaguarundí que permanece en el centro de rescate animal ZooAve en proceso de recuperación luego de un atropello sufrido en octubre del 2015, ya está listo para volver a su hábitat.

El felino será liberado este martes 3 de mayo a las 10 a. m. en la Reserva Biológica Bosque Escondido Pilas de Canjel, localizada en Guanacaste.

El yaguarundí –también conocido como león breñero– fue atropellado a finales de octubre pasado en Paquera, Puntarenas, y fue llevado de urgencia al Hospital de Especies Menores y Silvestres de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional (HEMS-UNA).

El traslado desde el sitio del accidente hasta el hospital veterinario estuvo a cargo de funcionarios del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

El animal fue operado por el médico veterinario Mauricio Jiménez, pero debido a que había sufrido fracturas en la tibia y peroné de las extremidades inferiores, fue necesario colocarle una pieza de metal para ayudar a que soldaran los huesos.

Luego de dos semanas de recuperación, el yaguarundí fue dado de alta y trasladado al ZooAve, en la Garita de Alajuela. Desde entonces, el animal ha tenido una recuperación satisfactoria y los expertos del centro de rescate opinan que está en condiciones de regresar a su hábitat natural.

El yaguarundí ( Puma yagouaroundi ) es un felino propio del continente americano, que se caracteriza por tener patas cortas y una cola extremadamente larga. En Costa Rica se encuentran en tres colores: negro, gris y café.