Por: Michelle Soto 16 junio, 2015
Voluntarios de las empresas Riteve, Cemex y Hyundai se sumaron a la jornada de siembra en el área verde Espíritu Santo, ubicada detrás del centro comercial Plaza Mayor en Rohrmoser. Esta zona forma parte del Corredor Biológico Interurbano río Torres. | LUIS NAVARRO
Voluntarios de las empresas Riteve, Cemex y Hyundai se sumaron a la jornada de siembra en el área verde Espíritu Santo, ubicada detrás del centro comercial Plaza Mayor en Rohrmoser. Esta zona forma parte del Corredor Biológico Interurbano río Torres. | LUIS NAVARRO

Voluntarios sembraron, ayer lunes, 300 árboles nativos en el área verde Espíritu Santo, que está detrás del centro comercial Plaza Mayor, en Rohrmoser.

La jornada de siembra fue organizada por la Municipalidad de San José y el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), como parte de las celebraciones por el centenario de la declaración del Día del Árbol .

Los arbolitos fueron donados por la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).

Corresponden a 28 especies, entre las que destacan aceituno, bijarro, cortez negro, caobilla, cacho de venado, sotacaballo, guachipelín, uruca y lorito, entre otros.

Estas especies fueron seleccionadas porque cumplen la función ecológica de proveer alimento a la fauna urbana (aves, insectos y mamíferos pequeños) que utiliza la cuenca del río Torres como hábitat.

Asimismo, estos árboles ayudarán a rehabilitar el suelo. Según Raquel Artavia, funcionaria del Programa de Cuencas Hidrográficas de la Municipalidad, este es un terreno de relleno que se verá favorecido por la inyección de nutrientes, así como su oxigenación.

Además, los árboles ayudarán a frenar la erosión y su sombra mermará la proliferación del zacate elefante, para dar paso a una flora más autóctona y funcional ecológicamente.

El mantenimiento de los árboles estará a cargo del municipio josefino durante dos años.

Esta iniciativa se enmarca en el Corredor Biológico Interurbano del río Torres.