Por: Michelle Soto 12 mayo, 2016

Ante el problema de estrés hídrico y salinización de acuíferos, unos 120 santacruceños se arremangaron para buscar soluciones que los orienten hacia un uso sostenible de los pozos en este cantón costero.

En esta labor los acompañan investigadores del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara).

A través de una serie de talleres, los investigadores dan a conocer la información técnica disponible a la fecha a los usuarios del recurso hídrico, a saber: comunidades, asociaciones de desarrollo, autoridades municipales, empresarios turísticos, agricultores e instituciones del Estado.

Según Clara Agudelo, jefa de la Unidad de Gestión Hídrica de Senara, lo primero es homologar la información científica para que todas las personas, sean expertas o no en el tema, dispongan y manejen los mismos criterios técnicos.

En total, los vecinos participarán en tres talleres. | CORTESÍA DE SENARA
En total, los vecinos participarán en tres talleres. | CORTESÍA DE SENARA

Posteriormente, estas personas se reúnen para definir, en conjunto, normas que permitan establecer límites de explotación con base en la oferta hídrica, medidas de manejo y conservación para los acuíferos, así como prácticas que garanticen el uso sostenible de estos por parte de todos los usuarios.

El resultado se vería reflejado en el Plan de Desarrollo Integral de la Zona Costera y Nimboyores.

“Lo que se pretende es construir acuerdos”, dijo Agudelo, y aclaró: “Esto es para regular la actividad, pero no para incrementarla”.

Para Patricia Quirós, gerenta general del Senara, el manejo del recurso hídrico pasa por un proceso educativo que se inicia desde la niñez.

“El uso eficiente del agua no es solo responsabilidad de las instituciones, sino de todos”, dijo Quirós.