Por: Michelle Soto 16 septiembre, 2014

Con el objetivo de brindar la mejor información científica a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) para tomar decisiones ante alerta de tsunamis, la Universidad Nacional (UNA) inauguró hoy una sala de monitoreo dotada con equipo y software que permitirá calcular hora de arribo de la ola, estimación de altura y posibles consecuencias de impactar la costa costarricense.

Esta sala de monitoreo pertenece al Sistema Nacional de Monitoreo de Tsunamos (Sinamot), integrado por al Red de Observación del Nivel del Mar en Costa Rica (Ronmac - UNA) y la Unidad de Ingeniería Marítima, Ríos y Estuarios (Imares - UCR).

Silvia Chacón, encargada de la nueva sala de monitoreo de tsunamis, muestra la serie de monitores que despliegan datos de mareógrafos y boyas DART.
Silvia Chacón, encargada de la nueva sala de monitoreo de tsunamis, muestra la serie de monitores que despliegan datos de mareógrafos y boyas DART.

"Esta sala resultará clave por que podemos analizar detalladamente los registros de mareógrafos y ejecutar lecturas más precisas ante emergencias inminentes sobre el país, algo que no podemos resolver simplemente desde una sola computadora o iPad. Aquí podremos manejar todo con más comodidad y rapidez, en momentos donde el tiempo es oro", comentó Silvia Chacón, oceanógrafa de la UNA y encargada de la nueva sala.

Chacón aclaró que su objetivo es emitir un criterio científico, pero será la CNE quien decrete alertas a la población así como instrucciones en caso de emergencia.

Etiquetado como: