Por: Michelle Soto 29 febrero, 2016
Todos los años, los patos migran desde Norteamérica, pasando por Costa Rica, hasta Suramérica. El Parque Nacional Palo Verde es parada obligatoria en este recorrido.
Todos los años, los patos migran desde Norteamérica, pasando por Costa Rica, hasta Suramérica. El Parque Nacional Palo Verde es parada obligatoria en este recorrido.

Las labores de recuperación de 216 hectáreas de humedales afectados por la tifa y otras plantas invasoras dieron por resultado el regreso de 44 especies de aves al Parque Nacional Palo Verde.

De esta manera, y durante estos meses de migración, se reporta el avistamiento diario de más de 24.000 pájaros.

"Tenemos el retorno de aves en gran cantidad y diversidad. Los monitoreos señalan el regreso de al menos 44 especies con grupos significativos de hasta 24.000 cercetas azules, piche caretos, cigueñones y jabirus", comentó Celso Alvarado, gerente de Áreas de Silvestres Protegidas del Área de Conservación Arenal – Tempisque.

Estas labores de extracción de plantas invasoras iniciaron en el 2012 gracias a la campaña Salvemos Palo Verde, impulsada por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y Asociación Costa Rica por Siempre.

"La campaña Salvemos Palo Verde no termina aquí, ahora tenemos como reto dar mejores condiciones al parque, siempre bajo la premisa de mejorar en todo sentido la accesibilidad y conservación del lugar", dijo Zdenka Piskulich, directora de la Asociación Costa Rica por Siempre.