Felinos rescatados habitan en un recinto adecuado a sus necesidades

Por: Andrea Solano B. 12 diciembre, 2013
“Sansón” fue rescatado por una familia de Grecia quienes lo cuidaron durante varios meses y luego lo entregaron al Centro de Conservación de Santa Ana. | MAYELA LÓPEZ.
“Sansón” fue rescatado por una familia de Grecia quienes lo cuidaron durante varios meses y luego lo entregaron al Centro de Conservación de Santa Ana. | MAYELA LÓPEZ.

“Samba”, “Gordillo” y “Sansón” son tres jaguares que por diferentes razones salieron de su hábitat natural y tuvieron que aprender a vivir en cautiverio.

Sin embargo, estos tres felinos pueden pasearse a sus anchas en un recinto recién remodelado y diseñado especialmente para ellos en el Centro de Conservación Santa Ana, administrado por La Fundación Pro Zoológicos (Fundazoo)

En un área de exhibición de 200 metros cuadrados, los jaguares cuentan con tarimas, una caída de agua, una pileta, vegetación y un área para tomar el sol.

Los visitantes podrán observar a los animales desde un pasillo, frente al área de exhibición. Ambos espacios están separados por una barrera de seguridad.

Según informaron las autoridades de Fundazoo, en la remodelación se invirtieron ¢10.750.000.

En la parte trasera de la zona de exhibición hay un área de manejo de 180 metros cuadrados en donde se les brindan los respectivos cuidados a los animales. El Centro se puede visitar de lunes a domingo en Santa Ana, de la Cruz Roja 400 metros al oeste y 200 norte.