Medida está vigente desde marzo de este año

Por: Monserrath Vargas L. 16 mayo
La medida del Área de Conservación Tortuguero pretende proteger el hábitat de este felino, declarado en peligro de extinción.
La medida del Área de Conservación Tortuguero pretende proteger el hábitat de este felino, declarado en peligro de extinción.

Dos kilómetros del Área de Conservación Tortuguero (ACTo) que forman parte del sector de Jalova, donde se recibía público, están cerrados desde el 1.° de marzo de este año, con el fin de proteger el hábitat del jaguar, una especie en peligro de extinción.

La medida, establecida en la resolución SINAC-ACTo-D-RES-017-2017, implica el cierre indefinido del área comprendida entre el sendero Jalova, hasta dos kilómetros al norte de Laguna Jalova (playa y sendero paralelo).

Sin embargo, lo anterior no quiere decir que se haya cerrado por completo ese sector del parque, ya que los turistas contarán con ocho kilómetros de playa en los que sí podrán observar el desove de las tortugas cuando sea temporada, explicó Laura Rivera, encargada del ACTo.

"Es un sector donde ya tenemos evidencia científica de que el jaguar se está desplazando por ahí (...) Queremos evitar que en esa área haya presencia humana, para alterar lo menos que se pueda a la especie y que ellos tengan esa zona más libre para buscar alimento, movimiento o apareamiento", detalló Rivera.

El restringir el acceso a Jalova pretende evitar situaciones riesgosas tanto para los felinos, como para las personas. Por ejemplo, que los jaguares intenten defender a sus crías o a la presa de la cual se están alimentando (tortugas marinas).

¿Qué hacer en caso de encontrarse con un jaguar?
¿Qué hacer en caso de encontrarse con un jaguar?

Asimismo, se quiere evitar que los jaguares le pierdan el miedo a la gente y se acostumbren a la presencia humana, o que los turistas se comporten de forma inadecuada ante la presencia de estos animales, como que quieran perseguirlos para tomarles fotos.

El Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) aseguró en un comunicado de prensa que la medida no pretende fomentar el miedo a los felinos, sino más bien "formar conciencia pública sobre la necesidad de ser precavidos en aquellos espacios naturales destinados a proteger la vida silvestre en peligro de extinción, donde confluye también la visitación turística".

Según Rivera, el jaguar es una especie "termómetro" del estado de salud del ecosistema. "Si perdemos a este felino en Tortuguero vamos a estar perdiendo toda la cadena alimenticia que está asociada a esta especie como tal. Además, tendremos un impacto en generaciones presentes y futuras: no sabrán que existió un jaguar a menos que alguien les cuente".