21 septiembre, 2015

El Mercurio, Chile

Cada año, la contaminación del aire mata a res millones de personas por año, según un análisis científico.

El trabajo, publicado en la última edición de la revista Nature, se concentró en el análisis del material particulado (MP) 2,5 y en el ozono, y los cruzó con los datos de muertes de enfermedades específicas, como las respiratorias, el cáncer o los accidentes cerebrovasculares. De esa forma determinaron que en 2010, tres millones de personas habrían perdido la vida por la contaminación, especialmente en Asia.

La razón de la concentración de las muertes en ese continente no se debe solo a la densidad poblacional, sino también a las fuentes de donde vendría la contaminación. Por ello, y aunque en principio los científicos asumieron que todas las partículas eran igualmente tóxicas, luego las separaron por peligrosidad.

"Encontramos que las emisiones residenciales, las de la calefacción y de la cocina, prevalentes en India y China, tienen el mayor impacto", dice el estudio.

Esto se debería a las partículas carbónicas que producen esas quemas, que son más tóxicas.

La contaminación en Chile
La contaminación en Chile

Por otro lado, en Estados Unidos y otros países las emisiones del transporte y de la generación de energía serían las más relevantes. En Europa, en cambio, las emanaciones de la agricultura son las más importantes, llegando hasta el 40%.

Lo fundamental de este estudio, opina Pablo Ruiz, académico de Salud Ambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, es que pone en contexto este problema a nivel mundial.

"Si bien las fuentes de contaminación como la industria o el tráfico son muy importantes, en el mundo en desarrollo las quemas industriales y dentro del hogar son mucho más relevantes", explica.

Si bien Chile no destaca como uno de los países más afectados –aclara–, es por un tema de número de habitantes, y no por falta de contaminación.

Si no se hace nada –advierte el estudio–, para 2050 las muertes anuales por contaminación ambiental llegarán a 6,6 millones. Y solo la polución intradomiciliaria sería la culpable del 65% de ellas.