Viceministerio de Mares buscará apoyo de las universidades

Por: Michelle Soto 22 febrero, 2016
El tiburón martillo es aprovechado tanto en pesquerías como en turismo. | CORTESÍA DE ACMIC /ARCHIVO
El tiburón martillo es aprovechado tanto en pesquerías como en turismo. | CORTESÍA DE ACMIC /ARCHIVO

Los tiburones sedoso y martillo serán prioridad de investigación en Costa Rica. De esta forma, las autoridades contarán con datos científicos que orienten sus decisiones para asegurar tanto su conservación como aprovechamiento sostenible.

“El sedoso es una de las especies más aprovechadas por pesquerías y el martillo tiene una tasa de decrecimiento importante en el Pacífico tropical oriental”, justificó Fernando Mora, viceministro de Aguas, Mares, Costas y Humedales del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

Esta decisión se basa en la información presentada en el marco de la reunión de signatarios del Memorando de Entendimiento sobre Conservación de los Tiburones Migratorios , más conocido como MdE, que tuvo lugar en Costa Rica esta semana.

Los reportes alertan sobre el decrecimiento de las poblaciones de tiburones y la explotación de la reserva necesaria para reproducción a nivel mundial.

“Pero eso hay que ver si pasa en Costa Rica. Aunque son especies migratorias, el desarrollo de investigación local es vital para entender lo que pasa”, aseveró el viceministro, quien también fungió como anfitrión de la cita.

Los esfuerzos de investigación deberán enfocarse en los peces sierra, animales de los cuales se poseen muy pocos datos.

“En general, en Costa Rica es necesario mejorar la información, pero me centraría primero en tiburones por ser un tema controversial que requiere una atención urgente”, aseveró Mora.

Basados en ciencia. La toma de decisiones basada en criterios técnicos es clave para el Minae.

Para Mora, se pretende que los procesos de política pública en este Gobierno se desarrollen con respaldo de estudios científicos.

“Buscamos que las decisiones estén refrendadas por un argumento técnico y trabajamos en cosas como estadísticas sobre aprovechamiento, trazabilidad de los productos del mar, desde tiburones hasta dorados o atunes, por ejemplo, e incluso llegar al consumidor”, detalló Mora.

En este sentido, el acompañamiento de la academia (como universidades) será preponderante.

El Observatorio Cousteau , iniciativa centroamericana para enlazar centros de investigación en temática marina, es un primer paso en esa dirección.

“Uno no hace nada teniendo datos en un cuaderno o la computadora. Hay que analizar los datos y ponerlos en perspectiva”, recalcó Mora.