Por: Irene Rodríguez 12 mayo, 2014

De todas las personas que viven en las distintas ciudades del mundo, solo el 12% tienen un aire realmente seguro para su salud.

Estas personas viven principalmente en Australia e Islandia, donde el aire incluso tiene la mitad del máximo recomendado de micropartículas PM 2,5.

Australia e Islandia registran solo 5 PM 2,5 por metro cúbico.

Del otro lado de la balanza están países como Pakistán, con 101 PM 2,5 por metro cúbico, o Catar, con 92 PM 2,5 .

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanza a los Gobiernos nacionales y locales el reto de mejorar el aire que se respira en las ciudades, pues asegura que la guerra no está perdida.

“No podemos comprar aire limpio en una botella, pero las ciudades pueden adoptar medidas que limpien el aire y salven las vidas de sus habitantes”, comentó, en un comunicado de prensa, Carlos Dora, coordinador de la Unidad de Intervenciones para un Ambiente Saludable de la OMS.

Las medidas que menciona Dora incluyen asegurarse de que los hogares tengan energía eficiente y amigable con el ambiente, que se tengan buenas rutas de transporte público, que las calles sean seguras para los ciclistas y peatones, y que los desechos sean bien manejados.

“Estas actividades no solo limpian el aire, también ayudarán a que las personas tengan hábitos más saludables”, concluyó Dora.