14 enero, 2014

Londres

Uno de los pocos ejemplares que quedan de la especie de nenúfares más pequeña del mundo, Nymphaea Thermarum fue robado del Jardín Botánico Real de Kew, en Londres anunció la policía británica este lunes.

"Se informó a los agentes que la planta tuvo que ser extraída con una pala o arrancada del estanque", explicó la policía.

El director de horticultura de los Jardines Kew, Richard Barley, declaró que el robo fue "un golpe a la moral" de su personal.

"Nos tomamos muy seriamente un robo en nuestra colección de gran valor científico y el tema está en manos de la policía", añadió.

La especie Nymphaea Thermarum es la más pequeña del mundo. Mide solo un centímetro de diámetro
La especie Nymphaea Thermarum es la más pequeña del mundo. Mide solo un centímetro de diámetro

El nenúfar blanco y amarillo tiene mide tan solo un centímetro de diámetro, en comparación con los tres metros de las especies más grandes.

La flor fue descubierta en 1987 y es nativa de un solo lugar, Mashyuza, en el sudoeste de Ruanda, pero desapareció hace dos años, según los jardines Kew, que tienen la mayor colección de ejemplares cultivados.

El Jardín Botánico de Bonn, en Alemania, tiene también unos pocos ejemplares, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.