Animales de 15 días no tenían capacidad de autoalimentarse ni defenderse de depredadores

 4 mayo, 2014
Las ardillas estaban asustadas y huidizas, pero tuvieron suerte y pasaron a un refugio privado de animales en Osa, donde podrán desarrollarse y ser libres.
Las ardillas estaban asustadas y huidizas, pero tuvieron suerte y pasaron a un refugio privado de animales en Osa, donde podrán desarrollarse y ser libres.

Dos ardillas de aproximadamente de 15 días de nacidas fueron rescatadas por Efraín González, un peatón que las ubicó debajo de un árbol en los alrededores de Palmar Norte de Osa a las 7:30 a. m. de este domingo.

El joven, de unos 20 años, vió cuando cayeron. Las tomó y las depositó en una caja de cartón para luego entregárselas a la Fuerza Pública local. Las autoridades coordinaron con miembros del Ministerio de Ambiente (Minae), quienes trasladaron a las ardillas al Refugio "Osa Santuario de Animales".

La pareja de animalitos corría el riesgo de ser atacada por perros, gavilanes o lechuzas, entre otros.

Los animales fueron revisados por los funcionarios del Minae, quienes los trasladaron luego a un refugio.
Los animales fueron revisados por los funcionarios del Minae, quienes los trasladaron luego a un refugio.

Según Carlos Ovares y Mauricio Steller, funcionarios del Minae que trasladaron las ardillas al santuario, éstas no tienen todavía la capacidad de autoalimentarse ni tampoco de defenderse.

En ese refugio, ubicado a unos 22 kilómetros de Osa, les darán la alimentación adecuada y, una vez que aprendan a alimentarse y cuidarse por si mismas, se iniciará el proceso de reincorporación al bosque.

Los funcionarios del Minae trasladan a ese refugio los animales que decomisan o encuentran heridos en las vías cercanas.