Atún que antes pescaban barcos extranjeros queda ahora en lanchas de bandera nacional

Por: Hugo Solano 11 febrero, 2015

Representantes de pescadores de mediana escala reportaron mejoras en las capturas, gracias al efecto de un decreto dictado por el Poder Ejecutivo para el ordenamiento de la pesca de atún y especies afines en la zona económica exclusiva del Pacífico costarricense.

Así lo manifestó Mauricio González Gutiérrez, representante del sector de embarcaciones medianas de nuestro país que usan líneas largas de nylon con anzuelos para la pesca, más conocidos como barcos palangreros.

González expresó que los pescadores han logrado recuperar zonas de pesca con gran cantidad de concentraciones de atunes en aguas nacionales y se han podido disminuir los tiempos que las embarcaciones duran en el mar, es decir, en menos tiempo hay más capturas y, por ende, menos consumo de combustible en las faenas.

Añadió que el reto que sigue es procurar nuevos nichos de mercado y mejorar los canales de comercialización para sus productos así como desarrollar investigación en torno al comportamiento migratorio de los atunes que antes eran capturados por la flota internacional y ahora favorecen a pescadores locales.

Al alejar los barcos atuneros extranjeros de la zona donde tradicionalmente pescaban, la flota semiindustrial tiene mejores capturas en nuestro litoral Pacífico.
Al alejar los barcos atuneros extranjeros de la zona donde tradicionalmente pescaban, la flota semiindustrial tiene mejores capturas en nuestro litoral Pacífico.

Aunque los biólogos de Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) prefieren realizar algunas evaluaciones para confirmar esos resultados, reconocen que la recuperación de los recursos marinos por lo general es rápida.

"Creemos que se ha debido a que la industria atunera de cerco ha disminuido el esfuerzo pesquero en nuestra zona desde que entró en vigencia el decreto", expresó González al ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Felipe Arauz, en una reciente reunión que sostuvieron en Puntarenas, junto con el presidente ejecutivo del Incopesca, Gustavo Meneses, y representantes de otras organizaciones pesqueras.

El decreto, suscrito en octubre del año pasado, establece un polígono costero imaginario que parte de 12 millas naúticas y hasta las 40; un polígono de amortiguamiento, de 5 millas a partir de las 40 millas naúticas; un polígono oceánico, determinado en coordenadas geográficas, y un polígono especial en la zona de reclutamiento de atún y otras especies afines.

El área del Parque Nacional Isla del Coco y el área marina de Manejo Montes Submarinos se excluyen de las regulaciones establecidas en el decreto y se regirá por la legislación correspondiente a áreas protegidas y su propio plan de manejo.

En los polígonos se autoriza la pesca de atún por embarcaciones de palangre de mediana escala y escala avanzada, siempre y cuando se respeten las condiciones técnicas contenidas en la regulación vigente.

Las embarcaciones con autonomía superior a 40 millas náuticas de desplazamiento, deberán contar con un dispositivo de localización o seguimiento satelital, por lo que desde tierra firme se sabrá en qué zona están pescando las embarcaciones y si se respetan las disposiciones vigentes.