Por: Michelle Soto 21 abril, 2015
Al organizarse y sumarse a la federación, los pescadores artesanales esperan tener “más músculo” a la hora de participar en negociaciones. A la fecha hay 20 asociaciones inscritas. | LUIS NAVARRO /ARCHIVO
Al organizarse y sumarse a la federación, los pescadores artesanales esperan tener “más músculo” a la hora de participar en negociaciones. A la fecha hay 20 asociaciones inscritas. | LUIS NAVARRO /ARCHIVO

Los pescadores artesanales ahora cuentan con su propia defensoría, una iniciativa de consultorio jurídico que pretende ayudarles con la inscripción legal de sus organizaciones, asesorarlos en cuanto a trámites administrativos y apoyarlos a la hora de presentar denuncias ante instituciones.

Esa oficina es atendida por estudiantes de la carrera de Derecho de la Universidad La Salle, mediante la figura de trabajo comunal universitario, que es un requisito de graduación.

“Los pescadores son personas humildes. Si pierden un permiso de pesca, pues les dicen que lo perdieron y nada más. Los muchachos los ayudan con estas denuncias, así como con trámites administrativos de licencias, subsidios de veda e incluso recursos de amparo por el tema de la vigilancia durante vedas”, comentó Ana Ruth Esquivel, presidenta de la Federación Costarricense de Pescadores Artesanales.

La Defensoría de los Pescadores Artesanales entró en funcionamiento en abril. Para solicitar sus servicios, se puede llamar a los teléfonos 8748-4307 o 8816-5768.

Más fuerza. A pesar de ser uno de los grupos más numerosos en el sector pesquero (se calcula que existen 15.000 personas dedicadas a esta actividad en el país), los artesanales aún no están completamente organizados como gremio.

Según Esquivel, la idea del consultorio jurídico nació de la necesidad de incorporar más asociaciones a la federación de pescadores artesanales.

Sin embargo, muchos grupos no cuentan con los recursos para formalizar su estado legal.

“Un abogado cobra por la inscripción de una organización entre ¢200.000 y ¢300.000, y una comunidad no cuenta con ese dinero. Entonces, los muchachos han trabajado en eso, ayudándoles a estos pescadores a inscribir su organización”, dijo Esquivel.

A la fecha, existen 20 organizaciones inscritas y otras 10 están en proceso.

“La ventaja de pertenecer a la federación es que hay más fuerza de negociación. No es lo mismo una asociación solita que un grupo. Nos permite estar más organizados para ser más escuchados”, destacó Esquivel.

La meta es llegar, en un futuro cercano, a pertenecer a la Confederación de Pescadores Artesanales de Centroamérica.

Asesoría legal en UCR. La Universidad de Costa Rica (UCR), desde 1971, cuenta con una iniciativa similar que, además de prestar un servicio a la comunidad, sirve de práctica profesional para sus estudiantes.

La diferencia con la defensoría de la Universidad La Salle es que los consultorios jurídicos de la Facultad de Derecho de la UCR brindan asesoría legal en distintas materias como violencia y género, familia, ambiente y mixto.

Para consultas, se puede llamar al teléfono 2511-1539.